Pasto Marino
Un trabajador de hotel colecta el pasto marino que llega a la orilla de la playa en Puerto Juárez. Es un fenómeno regular que se atiende constantemente, diferente y muy inferior al fenómeno del arribo masivo de sargazo, que apareció en las costas del Caribe en años recientes.

Foto: Esmaragdo Camaz

viernes, 27 de noviembre de 2020

Expedientes X: Chetumaleños bájenle dos rayitas a su euforia…

Expedientes X 27 de Noviembre 2020.- Chetumaleños bájenle dos rayitas a su euforia… Que los capitalinos dan saltos de alegría porque AMLO anunció que los va a posicionar como Zona Libre a partir del próximo año. La euforia es tanta -nos dicen- que hay quienes ya se ven con sus puestos de fayuca en las calles del centro vendiéndole todo tipo de productos a ríos de gente llegada de todo el sureste para comprar, como en el Chetumal de finales de los ochentas, periodo que empezó su declive cuando el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari firmó en 1992 el TLC y posteriormente las grandes marcas internacionales llegaron a México de forma legal, lo que a su vez sepultó para siempre la fayuca. No, eso no va a suceder esta vez. El decreto anunciado por AMLO este viernes -que no es una iniciativa de ley- es una estrategia para impulsar un proyecto comercial específico de origen gubernamental. Se trata del Parque Industrial con Recinto Fiscalizado. Quienes adquieran espacios en ese desarrollo comercial tendrán los beneficios ofrecidos por el presidente. El anuncio de AMLO es una propuesta comercial que, aunque sí traerá beneficios para el sur de Quintana Roo, estos no serán en los términos en que los chetumaleños creen que va a ser…

Además estamos en otros tiempos. Hasta finales de los ochentas miles iban a Chetumal a comprar electrónicos de marcas de prestigio que no habían en México, como estéreos, televisores, grabadoras, etcétera. Perfumes y cosméticos de marcas transnacionales que en ese entonces no había en el país y que hoy las encontramos en cualquier tienda. Ropa de marca original que en aquellos años no había en territorio nacional hoy las tenemos en tiendas exclusivas y no las imitaciones piratas que se venden en Belice. Relojes y joyas de alta gama, así como alimentos y otros artículos que en el pasado no teníamos en el país pero que ahora los hay en abundancia en todos los rincones de México con garantía incluso. 


Y ya no digamos del comercio en línea. El mega gigante Amazon y toda la pléyade de plataformas similares como Mercado Libre, De Remate, etcétera, y tiendas de marcas propias y multimarcas que venden por Internet y que en todos los casos ofrecen garantías y un tiempo de entrega récord a la puerta del hogar.


Así que en este contexto, ¿quién iría a Chetumal hoy a comprar fayuca de dudosa procedencia y sin garantías?


La Zona Libre de Chetumal anunciada por AMLO hoy sería en el futuro mediato algo así como el “Dragon Mart” que los chinos quisieron construir en Cancún, pero que el empresariado local y las grandes empresas transnacionales ejercieron presión al gobierno de México para cancelar este proyecto que incluía la inyección de miles de millones de dólares del gobierno de China, que estaba dispuesto a invertir en ese desarrollo para acercarse con sus productos al mercado de los Estados Unidos vía el Caribe Mexicano.


Pero en cambio el Parque Industrial con Recinto Fiscalizado que AMLO impulsa con su anuncio de Zona Libre es todavía una incógnita. ¿Qué van a producir ahí? ¿Qué van a vender ahí? ¿Se instalarán las grandes marcas transnacionales que ya exportan sus productos legalmente a México? ¿Se instalarán ahí las grandes fábricas? ¿Maquiladoras? Esas y otras dudas se despejarán con el paso del tiempo.


Por lo pronto habrá que estar pendiente de los detalles del decreto de AMLO, no vaya a ser que haya alguna “sorpresa” en la letra chiquita. 


Pero mientras ese momento llega, a algunos chetumaleños ya les urge poner su puestos con venta de chácharas compradas en Belice esperando el re-florecimiento de lo que alguna vez fue la época de la Zona Libre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario