Influencer
Bárbara de Regil hace ejercicios durante una presentación en el estadio Beto Ávila de Cancún. La influencer es una de los más de 30 influencers que son investigados por autoridades por prestarse a difundir propaganda del PEVM durante la veda electoral en sus redes sociales.

Foto: Esmaragdo Camaz

viernes, 19 de febrero de 2021

Padres de familia de la Zona Maya denuncian supuestos desvíos del programa “La Escuela es Nuestra”

Chetumal.- Padres de familia de Felipe Carrillo Puerto denunciaron supuestos desvíos de recursos del programa “La Escuela es Nuestra” que habrían sido cometidos por la directora del kínder “Benito Juárez”, a quien acusan de haber construido unilateralmente un supuesto domo de 130 mil pesos cuando en realidad es “una techumbre de láminas y bases de cimiento sin electricidad ni piso”, según Dinora Amparo Chiquil Ché, dirigente de los paterfamilia.

Además de presuntamente incurrir en abuso de confianza en agravio del Comité de Padres de Familia de la escuela.


Hasta ahora la Secretaría de Educación de Quintana Roo/SEQ) no ha intervenido. Trascendió que la supuesta responsable será cambiada de adscripción a la Zona Norte y los afectados están molestos y procederán ante el Ministerio Público (MP).



La presidenta del Comité de Padres de Familia, Dinora Amparo Chiquil Ché, la tesorera, Felipa Nery Abán, y los ciudadanos Aurelia Abán May y Juan Gabriel Chan May, denunciaron públicamente el hecho.


Acusaron que la maestra Romualda Hau Noh secunda a la directora en las irregularidades cometidas.



La Secretaría de Educación Pública (SEP), mediante el Programa “La Escuela es Nuestra”, destinó 150 mil pesos para sean utilizados en el mejoramiento del plantel.


El Comité de Padres de Familia propuso construir un aula, pues el kínder solo cuenta con una, y reparar los baños.



Sin embargo la directora, que se incluyó como vocal en el Comité, aun cuando la Ley se lo impide, promovió un domo para usos múltiples.


Aun así se accedió a ello y se acordó que el monto sería de 100 mil pesos. No obstante, al concluir, el precio se elevó en 30 mil, denunció la presidenta del Comité de Padres de Familia.



“No era un domo sino una techumbre de láminas y bases de cimiento. No tenía electricidad ni piso. Los baños no se tocaron”, afirmó.


Además, pidió a los padres de familia 11 mil pesos para contratar a una constructora que certifique la obra, proceso que el Instituto de Infraestructura Educativa Física de Quintana Roo (Ifeqroo) realiza sin cobro alguno.


A juicio del Comité de Padres de Familia hubo irregularidad para apropiarse de los recursos.



Y es que la directora reportó pagos de albañiles de hasta mil 500 pesos, cuando fueron los propios padres de familia quienes trabajaron y con beneficio de apenas 200 pesos a la semana.


“Se descubrió que la directora con una foto de la tarjeta de la cuenta hizo compras de termómetros en Mercado Libre sin informarnos… cuando le cuestionamos nos pidió que no dijéramos nada a los padres de familia y que ella le repondría”, acusó.


Desconocen por cuánto tiempo sustrajo dinero del fondo.


Se informó a la SEQ de tal situación pero no ha habido ninguna investigación. A juicio de los inconformes ni siquiera se ha iniciado.



Lo que más preocupa a los afectados es que la supuesta responsable será cambiada de adscripción y al irse no habrá quien responda por el gasto de los recursos.


Solicitaron la intervención de la Secretaría de la Función Pública, pues se trata de recursos federales.


En tanto, procederán ante el Ministerio Público (MP) por presunto desvío de recursos, abuso de confianza y lo que resulte, coincidieron.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario