“Tomando el Sol”
Cancún, 12 de Septiembre 2020.- Una turista toma el sol en Playa Delfines. Ese día fue reabierta al público la principal playa de Cancún luego de su cierre temporal por la pandemia de Covid el 1 de abril de ese mismo año. Las playas de los destinos de Quintana Roo permanecieron cerradas al público durante cinco meses, un hecho sin precedentes.

Foto: Esmaragdo Camaz

lunes, 22 de marzo de 2021

¿Qué pasa con Luis Alegre?: Envuelto en un episodio de supuesta violencia familiar, el diputado anuncia que una defensora de mujeres lo va a defender ¿de quién?


Por: Esmaragdo Camaz

Cancún.- ¿De qué va a defender una abogada defensora de mujeres a un hombre cuya esposa se supone que declaró ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer y por Razones de Género, que su marido no la golpeó? Está raro. Es el caso del diputado federal de Morena, Luis Alegre. Es necesario hacer un compendio, una especie de cronología de cómo surgió este escándalo para tratar inútilmente de entender un episodio que parece más bien un acertijo y que pone al diputado en una situación muy comprometedora en su ascendente carrera política.

El viernes 19 durante parte de la mañana, trascendió que Luis Alegre habría aparecido en la lista de candidatos a diputados plurinominales de Morena, el único quintanarroense con tal distinción. Pero más tarde, el nombre del diputado desapareció de esa lista y al final del día la conclusión fue que ningún quintanarroense fue favorecido con una pluri de Morena.

Días antes durante la visita de Andrés Manuel López Obrador a Cancún para el banderazo del Tramo 5 del Tren Maya, el presidente designó a Luis Alegre su representante personal para todo aquello que tenga que ver con el desarrollo de ese proyecto ferroviario.

En las primeras horas del sábado 20 trascendió una exclusiva publicada en el portal de Novedades con el título: “Estando alcoholizado, el diputado Luis N. habría propinado golpiza a su esposa”. En la nota se informó que la esposa de Luis Alegre -de nombre Heidi- había solicitado la intervención de la Policía tras ser golpeada ella y sus hijos por el diputado. La información decía que la mujer y los niños fueron trasladados a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer y por Razones de Género para levantar la denuncia correspondiente.

Momentos más tarde la información desapareció del portal de Novedades. No obstante, diversos medios digitales reprodujeron la información y guardaron capturas de pantalla.

Durante el resto del día la información circuló y grupos pro defensa de la mujer expresaron su indignación contra Luis Alegre por los hechos difundidos hasta ese momento. El colectivo feminista Marea Verde, uno de los más aguerridos, advirtió acciones en contra del diputado, a quien acusó de hacer pasar a su esposa como loca. Otro grupo de ayuda a las mujeres, denominado “Siempre Unidas”, hizo acusaciones y advertencias en ese mismo sentido.

Ese sábado durante la mañana, otros portales fueron agregando datos sobre el incidente y sobre otros hechos violentos que se supone el diputado habría cometido en el pasado. Se dijo que estuvo casado con una de las gemelas (Ivonne e Ivette) a quien también habría agredido y que ello sería la causa del divorcio con la artista.

Sobre los hechos con su actual esposa Heidi, corrió la versión de que Luis Alegre habría recibido aviso de una supuesta demanda de divorcio y que ello sería la razón por la que agredió a su mujer. Las versiones en ese sentido señalan que el diputado supuestamente estaba alcoholizado.

Poco después del mediodía de ese mismo sábado 20, “se filtró” la supuesta declaración que la señora Heidi hizo a la perito/médico legista de la FGE, Yazbetk Salgado Hernández, con fecha 20 de Marzo 2021. En el documento se presenta el “Dictamen de Integridad Física” de la señora Heidi.

En la parte concluyente -subrayado con marcador amarillo- el oficio dice: “Refiere que desde hace ocho meses está pidiendo el divorcio y su esposo no la deja irse. Hoy la situación “se puso más tensa” y por eso pidió ayuda. Refiere que no tiene lesiones. Que su esposo no la agredió físicamente”.

Y en la Valoración de Resultados concluye: “Persona de sexo femenino que no presenta lesiones recientes. No hay datos clínicos de Covid-19. Portadora de hipotiroidismo, depresión y ansiedad sin control reciente”.

En ninguna parte de ese documento hay una acusación contra Luis Alegre. El resto de ese sábado transcurrió con más especulaciones en torno al caso y en espera de que el diputado fijara postura.

La postura de Luis Alegre llegó la noche del domingo. El diputado colgó en sus redes una misiva a las 19 horas. Sin duda lo más llamativo del texto del diputado es la noticia de que la abogada Araceli Andrade Tolama lo va a defender legalmente.

¿Quién es esta abogada?

A Araceli Andrade se le conoce en los medios como “la abogada de Lydia Cacho”. Sobre el perfil de la abogada, el propio Luis Alegre la describe así en su carta:

“Será la abogada Araceli Andrade Tolama, reconocida defensora de derechos humanos y mujeres víctimas de violencia quien me representará. Estoy seguro que esto abona a mi disposición de transparencia y voluntad de resolución”.

¿Cómo? ¿Una defensora de mujeres defendiendo a un hombre que se supone agredió a una mujer? ¿Es una broma?

Pero al mismo tiempo, todo esto parece una contradicción.

¿De qué o quién se va a defender Luis Alegre si su esposa Heidi no lo acusa? Según el oficio de “Dictamen de Integridad Física”, la señora Heidi dijo “que su esposo no la agredió físicamente”. Entonces si no la agredió, ¿Para qué quiere el diputado la defensa de una abogada? ¿Contra quién?

¿Acaso sí hay una denuncia de agresión contra Luis Alegre y no se ha informado?

¿Acaso la señora Heidi fue forzada a declarar ante la FGE a favor de Luis Alegre al señalar “que su esposo no la agredió físicamente”?

¿De qué se trata todo esto?

En su misiva, Luis Alegre se dice consciente de que como representante popular (diputado) debe informar sobre estos hechos. Pero al mismo tiempo dice no estar “autorizado a dar detalles para no entorpecer el proceso”.

¿Qué proceso? ¿De qué proceso habla el diputado?

Si Luis Alegre afirma que no agredió a su esposa y la señora Heidi le dijo lo mismo a la perito de la FGE, “Que su esposo no la agredió físicamente”, ¿entonces cuál es el problema? ¿Cuál es el proceso del que el diputado dice no estar autorizado para hablar?”

Estos acertijos suenan mal y dan la sensación de que no hay la transparencia que el diputado presume.

Lo único cierto en este caso es el efecto político sobre el diputado. Luis Alegre es el representante personal del presidente. Muchos lo señalan como el delfín de AMLO para la gubernatura de Quintana Roo. El legislador es hijo del radiodifusor Gastón Alegre, quien siempre quiso ser gobernador del estado.

Luis apareció en la política súbitamente en 2018 como una cuota de AMLO y obtuvo la diputación federal por el efecto arrasador del entonces candidato presidencial. No tiene experiencia en la administración pública ni carrera política, pero sí es cierto que la reciente nominación del presidente lo posicionó en un lugar de privilegio.

Y en estos días en que las mujeres con justa razón están empoderadas en México, este episodio de supuesta violencia familiar puede llevarlo a la debacle de su hasta ahora ascendente trayectoria en la política. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario