“Mucho Músculo”
Cancún, 24 de Noviembre 2019.- El eslovaco Michal Krizanek (al centro) durante el round final del Diamond Cup Cancún 2019 en la Arena Oasis de la Zona Hotelera. Campeón del mundo, el poderoso bodybuilder se llevó el triunfo ese año. Este es el evento más importante del año del fisicoculturismo quintanarroense y es al mismo tiempo una de las competencias internacionales más destacadas del orbe. En 2020 esta competencia fue suspendida por la pandemia, aunque en este 2021 los torneos locales ya han sido reanudados, aunque sin público.

Foto: Esmaragdo Camaz

jueves, 15 de abril de 2021

Expedientes X: Los pataleos de Marybel…

Expedientes X 15 de Abril 2021.- Los pataleos de Marybel… Que la senadora de Morena, Marybel Villegas, está muy enojada porque el IEQROO no le va a hacer su encuesta de Aguakan para posicionarse políticamente. Como ya se sabe, el IEQROO desechó la supuesta encuesta para quitarle la concesión a Aguakan porque el Instituto no tiene recursos para ello. Lo que no se ha dicho y que tampoco la senadora lo dice, es que Marybel Villegas quiere que el gobierno le pague su campaña y posicionamiento político con dinero público, cosa que no va a suceder. Para complacer a Marybel y posicionarla como plus ultra ante los quintanarroenses como ella quiere, se necesitan -literal- miles de millones de pesos. Para revocarle la concesión a Aguakan sin justificación como quiere Marybel Villegas, al gobierno le costaría por lo menos unos 3 mil millones de pesos, según expertos consultados. Aparte otros millones de pesos en gastos jurídicos, pues el procedimiento para retirarle el contrato requiere de un andamiaje legal muy complejo. Además, realizar la encuesta que Marybel Villegas quiere cuesta por sí mismo también varios millones de pesos, tanto en materiales como en logística. Y todo para un proceso cuyo único interés es el lucimiento personal y posicionamiento político de Marybel Villegas, por cierto este ya por los suelos luego de que ha fallado tantas veces y que ahora incluso su partido Morena ya no la quiere…

Gastar dinero público para la campaña político electoral de una senadora que pretende estar en las boletas electorales a como dé lugar es un despropósito y un ilícito a todas luces.


No hay dinero público para complacer a Marybel. Punto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario