Temporada de Huracanes 2021
Palmeras sobre la calle en la Zona Hotelera de Cancún la mañana del 8 de Octubre 2020 tras el paso del Huracán Delta Cat 2. Para este año el pronóstico de la Temporada 2021 de Huracanes para el Atlántico es de 15 a 20 sistemas. De 8 a 11 Tormentas Tropicales. De 4 a 5 Huracanes Cat 1 y 2. De 3 a 4 Huracanes Cat 3, 4 y 5. Los nombres oficiales para los Ciclones Tropicales son: Ana, Elsa, Ida, Mindy, Rose, Bill, Fred, Julian, Nicholas, Sam, Claudette, Grace, Kate, Odette, Teresa, Danny, Henri, Larry, Peter, Victor y Wanda.

Foto: Esmaragdo Camaz

domingo, 18 de abril de 2021

La Disputa por Tulum: Víctor Mas listo para la campaña por la reelección; Marciano, Paty, Elizabeth y Uicab también quieren el cargo


Por: Esmaragdo Camaz

Tulum.- Víctor Mas Tah está separado del cargo a partir de este domingo. Liberado temporalmente de tal responsabilidad, el alcalde con licencia está listo para buscar su reelección. Se enfrenta al priista y ex alcalde Marciano Dzul Caamal, hoy abanderado por Morena. Se prevé una contienda muy cerrada. En contra del presidente municipal pesan indignantes hechos violentos sucedidos recientemente en Tulum que le dieron la vuelta al mundo, mientras que al neo-morenista lo persiguen la sombra del PRI y de los múltiples señalamientos de un cacicazgo que pretende eternizar. 

La designación del priista Marciano Dzul Caamal como candidato de Morena a la presidencia municipal de Tulum se le atribuye Rafael Marín Mollinedo, a quien el morenismo de Tulum lo señala como el negociador que transó con el priista para -súbitamente- reaparecer en la escena electoral, esta vez como moreno.

Marciano Dzul Caamal fue el primer alcalde de Tulum por el PRI de 2009 a 2011. En el periodo 2016-2018 regresó al poder a través de su hermana Romalda Dzul Caamal, quien también ascendió por el PRI.

Como se ve, el presupuesto de Tulum y los valiosísimos recursos del Municipio entero han pasado por la manos de los Dzul Caamal de forma directa en al menos dos ocasiones. Pero aquí la gente sabe que han ejercido gran influencia e injerencia -al menos indirectamente- en otros periodos priistas que quedaron dentro del sándwich de los Dzul Caamal, gobierno municipales que estuvieron comandados por los también priistas Martín Cobos Villalobos y David Balam Chan.

Marciano Dzul Caamal es en resumen el ícono del cacicazgo priista de Tulum. Y es por eso que los activistas de Morena preparan un abierto boicot contra él. No le creen. No lo quieren. Y hacen campaña en su contra.

Además de los recursos de los que dispone para hacerse votos, el activo de Marciano Dzul Caamal es la protección de Rafael Marín Mollinedo y la creencia de que el efecto López Obrador lo va a llevar a la victoria el 6 de junio.

Pero con tan desafortunadas declaraciones y acciones diarias que el presidente insiste en auto exhibir cada mañana en el púlpito, el llamado efecto López Obrador empieza a ser adverso para los candidatos del morenismo.

Sobra mencionar aquí la larga lista de fallos, yerros, mentiras, promesas no cumplidas, destrucción de las instituciones, aumento de los combustibles, apología de la pobreza, desprecio a la promoción del turismo, delincuencia rampante, tolerancia a los criminales por encima de los cuerpos policiales, satanización de la creación de riqueza, destrucción de la ecología por proyectos inviables y una serie aún más larga de decisiones basadas en caprichos como la política Covid que llevó a la muerte innecesariamente a más de 190 mil mexicanos, es un breve resumen del efecto AMLO y su 4T.

Creer a priori que con ese “efecto” se puede ganar una elección es jugarle al vivo. O es como vivir en otro México. En los estados del país con elecciones este 6 de junio, los candidatos de Morena están abajo en las encuestas. Y en el caso de los candidatos a diputados federales en Quintana Roo, los aspirantes de la alianza PAN-PRD-PRI ya están muy cerca de los morenos. Ahí se ve el “efecto” AMLO esta vez adverso. 

¿Por qué habría de ser diferente en el caso Tulum?

Tulum es un polo de desarrollo. Aquí se juegan millones de dólares en mercados del turismo. Este no es un pueblo. No es un cacicazgo. Es una ciudad en plena y rápida expansión. Para bien o para mal, pinta para convertirse en otro mega destino, como hoy lo son Cancún y Playa del Carmen. Aquí hay una sociedad moderna, cosmopolita e informada que va dejando atrás el romanticismo de los antiguos personajes que se creen protagonistas permanentes de la vida pública del municipio.

Víctor Mas Tah tampoco la tiene fácil. Es de todos conocidos los hechos recientes que lo han puesto contra la pared. Su mala Policía lo perjudicó. En contraparte, el alcalde ha mostrado una gran madurez política para rectificar. Ha colaborado activamente con autoridades estatales y federales para dar paso a la profesionalización de los cuerpos de seguridad.

Igual sucedió con el incidente en que un hombre de la diversidad sexual fue agredido por un policía cuando departía besos con otro masculino en una playa de Tulum. Tras llegar el caso a las redes sociales, el Ayuntamiento se disculpó de inmediato con la comunidad LGBT y les ofreció garantías.

Y recientemente, cuando las fiestas Covid proliferaron en Tulum, Víctor Mas Tah también fue proactivo en la intervención de autoridades estatales y federales que le brindaron apoyo para la clausura de hoteles y lugares de entretenimiento que en su momento no acataron las restricciones sanitarias.

En una postura institucional, Víctor Mas Tah apareció en la Secretaría de Gobernación al lado de su titular, Olga Sánchez Cordero y del gobernador, Carlos Joaquín González, para participar en las decisiones respecto a la seguridad en Tulum, mostrando una vez más su disposición a rectificar y colaborar en soluciones.

Esa, su disposición para reconocer errores y rectificar es un activo de Víctor Mas Tah que pocos hombres en el poder poseen. Fallar estar mal, pero encapricharse en el error y no corregir es aún mucho peor.

Víctor Mas Tah tiene un gran poder de comunicación con la etnia, que no es cosa menor. Es el grupo poblacional más importante de Tulum. El alcalde es Maya de origen. Se comunica con los Mayas en su propia lengua. Hablan el mismo idioma. Ese es también un activo.

Antes que Marciano Dzul Cammal fuera el primer alcalde de Tulum, Víctor Mas Tah fue el presidente del Consejo Municipal entre 2008 y 2009, por el PRI. A diferencia del primero, el actual alcalde se ha mantenido políticamente congruente y hoy va por la reelección con las siglas de la Alianza PAN-PRD-PRI.

Este lunes 19 de Abril inician las campañas para las presidencias municipales. En el caso de Tulum también compiten, Paty de la Torre por Movimiento Ciudadano (MC), Humberto Aban Uicab del Partido Encuentro Solidario (PES) y Elizabeth Martínez por Redes Sociales Progresistas (RSP). De estos candidatos deben surgir algunos regidores. 

La disputa por la presencia municipal de Tulum está centrada entre Víctor Mas Tah y Marciano Dzul Cammal.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario