jueves, 14 de octubre de 2021

Morena se abre a modificar la reforma energética de López Obrador para ganar apoyos

Nacional.- Morena sabe que no tiene los votos para aprobar la reforma energética del presidente Andrés Manuel López Obrador. Con una mayoría calificada difícil de lograr, varios legisladores del partido han empezado a mostrarse abiertos a modificar una iniciativa constitucional que ha suscitado fuertes críticas de una parte de la oposición. El presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, Manuel Rodríguez, afirmó el miércoles su disposición a “construir sumas y consensos”, siempre y cuando se mantenga el “espíritu” de la propuesta.

Aprobar la reforma de López Obrador se ha convertido en la prioridad legislativa de Morena y, para ello, necesita apoyos fuera de su bancada. Después de la reunión de la Comisión de Energía de este miércoles, el diputado morenista Manuel Rodríguez abrió la puerta a la negociación. “Aunque de manera sistemática afirman que no cambiamos ni una coma a las iniciativas que recibimos, sí lo hacemos para poder mejorar todavía más la propuesta inicial, fortalecerla (...)”, declaró ante los medios de comunicación.


La flexibilidad negociadora tiene límites. La repartición del pastel de generación energética que propone la iniciativa constitucional, un 54% para la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y un 46% para las centrales privadas, debe mantenerse, según Rodríguez. “Lo que sí es un hecho es que el espíritu de lo que busca la iniciativa, eso no cambiará”, aseguró el diputado.


En el Senado, que debatirá la reforma tras su paso por la Cámara de Diputados, Ricardo Monreal no ha puesto por ahora líneas rojas a la negociación. “A lo mejor esta reforma no es idéntica a la que plantea el presidente, pero de eso se trata, de que los legisladores puedan meterle mano si es necesario, mover nuestras posiciones originales”, dijo la semana pasada. “No hay que cansarnos de dialogar, y la iniciativa presidencial tiene que lograr consenso. Yo creo en el consenso y yo creo que podemos sacar adelante la reforma”.


La iniciativa constitucional del presidente López Obrador para limitar la generación eléctrica privada, cancelar contratos vigentes, y concentrar el poder en la CFE tiene por delante un camino parlamentario complicado. 


Morena necesita 53 diputados y una decena de senadores de la oposición para sacarla adelante. PAN, PRD y Movimiento Ciudadano han expresado su rechazo tajante. “Ni siquiera hay opción de modificar porque la modificación tendría que ser otra iniciativa totalmente diferente, esta no hay ni cómo ayudarla”, dijo el martes el líder panista en el Senado, Julen Rementería.


El PRI, impulsor de la reforma energética del sexenio anterior, es todavía una incógnita. Su presidente Alejandro Moreno y los líderes del partido en la Cámara de Diputados se han mostrado dispuestos a negociar con Morena. En el Senado, sin embargo, la postura se acerca más a la del resto de la oposición. Dos miembros del Gobierno de Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, exsecretario de Gobernación, y Claudia Ruiz Massieu, exsecretaria de Relaciones Exteriores, han dicho que el PRI se debe ajustar a la declaración de principios del partido en contra del proteccionismo económico y a favor de la transición energética.


Fuente: El País 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario