lunes, 7 de febrero de 2022

Ejidatarios del sur de Quintana Roo desafían al INAH e instalan caseta de cobro en zona arqueológica

Chetumal.- Ejidatarios de Morocoy instalaron, a partir de este lunes, su propia caseta de cobro para la zona arqueológica de Dzibanché, para condicionar a los turistas su entrada a ese sitio, bajo resguardo federal, obligándolos a pagarles para ingresar.

Dijo que tomaron esa medida al no recibir ninguna respuesta del Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH), ni de los tres órdenes de gobierno, respecto a su inquietud para tener un beneficio económico por esa zona arqueológica, ubicada en esa comunidad en la que viven.


Los habitantes de esta comunidad han solicitado durante años la intervención del INAH y autoridades estatales para promover y dar mantenimiento al área, ubicada a unos 75 kilómetros de Chetumal, sin embargo, sus solicitudes han sido poco escuchadas, y por tal motivo, decidieron emprender nuevas medidas.



Al no haber un acuerdo entre el INAH y la empresa turística Aviomar, ejidatarios de Morocoy decidieron que serán ellos mismos quienes instalen y hagan funcionar una caseta de cobro para la zona arqueológica de Dzibanché.


“Queremos que se haga el acercamiento del Gobierno del Estado, el INAH y la Secretaría de Turismo (Sedetur) y todos los que tengan que ver hasta el empresario para que tengamos el convenio con el ejido para arreglar este tema”, comentó.


De acuerdo con el ejidatario, el costo del ingreso que ellos impondrán para poder accesar a la zona arqueológica será de 50 pesos por persona al turismo nacional, y tres dólares (60 pesos) al turismo internacional.


(Infoqroo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario