viernes, 18 de febrero de 2022

La Asociación Kodomo realiza una campaña para informar y sensibilizar sobre el Síndrome de Asperger

Cancún.- Damaris Menes, presidenta de Kodomo asociación civil que atiende a menores con autismo, informó que realizan una campaña en redes sociales, en la que transmitirán un video en el que niños de la fundación explican en que consiste el Síndrome de Asperger, ya que puede ser que se padezca, pero por desconocimiento no se sepa.

Entrevistada por Capital Noticias al conmemorarse hoy el Día el Síndrome de Asperger, explicó que es un trastorno del neuro desarrollo, afecta la comunicación de interacción social y dificulta la flexibilidad del pensamiento.


Los que padecen este síndrome se caracterizan por ser personas que todo lo entienden lógico y literal, lo que les, ocasiona conflictos al no entender el sarcasmo, las bromas y también se crean situaciones difíciles en el salón de clases cuando el maestro no cuenta con las herramientas para saber dirigirse adecuadamente hacia él.


“Por lo general hablamos muy mal. Ante una lluvia torrencial decimos se cae el cielo, una persona con este síndrome literal va a pensar que eso sucede”, abundó.


Estas personas son muy inteligentes, no tienen problemas en aprendizaje, pero requieren de una manera diferente de enseñarles al usar las palabras correctas y adecuadas.



“Cuándo comienzan a crecer y desean pertenecer a un grupo, les cuesta trabajo adaptarse y por ejemplo, si ven que todos se ríen ante un chiste, se reirán sin entenderlo, sólo por el hecho de querer ser aceptados”, abundó.


En la fundación mencionó que se trabaja mucho en las emociones, pues se les dificulta entender si uno está triste, enojado, feliz y al mismo tiempo se pone énfasis en las habilidades sociales.


Durante el encierro de la pandemia, expresó que los niños y jóvenes que padecen este síndrome y autismo, pasaron dificultades, presentaban fuertes cuadros de ansiedad y lo que se hizo fue recomendar una serie de terapias como salir a caminar, aunque había gente que no lo comprendía y recriminaba a las familias por ese hecho, sin saber la situación real.


“Cuando uno ve a una persona con autismo o síndrome de Asperger es difícil identificarlos al no haber rasgos físicos, y empiezan los perjuicios de que es un niño mal educado, berrinchudo, cuando realmente puede estar dentro de una crisis”, señaló.


Desde pequeños dijo que se les pone límites de que si algo no es de ellos no lo pueden tocar, no entrar en una casa ajena, y a los se les dan las herramientas para que den un seguimiento al trabajo que realizan en Kodomo.


(Infoqroo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario