miércoles, 6 de abril de 2022

Reciben tres de cada diez yucatecos “gato por liebre” en la compra de pescado, alerta firma

Mérida.- Un total de tres de cada 10 yucatecos recibe "gato por liebre" o sustitutos en la compra de pescado en locales de venta de esos productos del mar, así como en mercados y tiendas de autoservicio, pese a ser un estado con actividad pesquera importante, reveló una firma de mercadeo.

Aunque en otros mercados a nivel nacional la sustitución alcanza el 60 por ciento de los consumidores, en Mérida el 31 por ciento en promedio de los clientes no recibe lo que piden, reveló la firma Oceana, organización internacional enfocada a la protección de los océanos mediante para la recuperación de las pesquerías.

 

En un análisis de las muestras enviadas a Oceana por consumidores, la institución planteó que los engaños son mayores en las pescaderías de la capital yucateca, en un 43 por ciento de los casos, y en los supermercados, en un 17 por ciento.

 

El reporte identificó tiburón puntas negras, tiburón gracil, y tiburón azul, vendidos como “cazón” y bacalao. El Basa, pescado importado principalmente de Vietnam y China, es vendido como corvina y lenguado, especies de pesca silvestre y nacional.

 

El huachinango es sustituido con bagre, especie con valor económico hasta tres veces menor, sobre todo en restaurantes, marisquerías y supermercados, puntualizó en su análisis la empresa también dedicada a la promoción de energías limpias y protección de las áreas marinas. 

 


“En México no podemos saber qué pescado comemos con certeza. Esto ocasiona que cualquiera pueda ser engañado”, indica, a su vez, el informe “Gato x Liebre: Detectives del fraude” de Oceana, que evaluó la sustitución de especies marinas para el consumo humano y encontró una sustitución de hasta el 59 por ciento.

 

Explicó que la sustitución de especies sucede cuando uno) venden una especie de menor valor como una cara; dos)  ofrecen una especie de importación o acuicultura como si hubiese sido capturada en mares mexicanos, y tres) comercializan especies en peligro o capturadas ilegalmente. 

 

Ante este escenario, la Directora de Transparencia en Oceana, Mariana Aziz, recordó que desde 2019 trabajan en la Norma de Trazabilidad de Pescados y Mariscos, pero el proceso de aprobación está en manos de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) y no han recibido avances.

 

Por lo anterior, llamó al titular de esta dependencia, Octavio Almada, atender este problema de sustitución y aprobar la Norma de Trazabilidad que podría dar fin a que nos den Gato x liebre.

 

El aprobar esta norma aseguraría que comunidades pesqueras tuvieran acceso a mercados internacionales, compitieran en condiciones justas en mercados nacionales, cerraría la puerta a la pesca ilegal y evitarían sanciones internacionales como las que actualmente enfrenta nuestro país, dijo Aziz.


(Infoqroo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario