miércoles, 25 de mayo de 2022

Científicos de E.E.U.U. advierten sobre posibles nuevas cepas de enfermedades por moscos en Yucatán

Mérida.- Académicos de Estados Unidos alertaron sobre posibles mutaciones y desarrollo de nuevas cepas a partir del mosquito Aedes Aegypti de Yucatán, ante enfermedades como el dengue, paludismo, zika y chikungunya.

Un comunicado añadió que el proyecto TIRS (Targeted Indoor Residual Spraying, por sus siglas en inglés) realizado por el Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi” de la Universidad Autónoma de Yucatán (CIR-UADY) y la Universidad de Emory en Atlanta, es único en el mundo y permitirá generar la evidencia del valor sobre la prevención de enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti.  

Lo anterior fue sostenido por Gonzalo Vazquez-Prokopec, profesor e investigador de la Universidad de Emory, durante el Simposio Internacional “Perspectivas de la Transmisión de Arbovirosis en tiempos de Covid 19”, donde también señaló que este proyecto, iniciado en abril de 2020 y que concluye hasta 2025, dará un nuevo método para la aplicación de insecticidas de manera más racional.   

“Con el proyecto TIRS podemos generar evidencia que le permita a las autoridades de salud mundiales recomendarlo, por ello celebro el compromiso de quienes trabajamos día a día en este proyecto”, dijo.   

Recordó que este trabajo se basa en la evidencia de contagios de enfermedades como dengue, zika y chikungunya en menores de dos a 15 años, en al menos 50 conglomerados distribuidos en toda la ciudad de Mérida.   

Explicó, que al descubrir que los mosquitos no pueden viajar más allá de 30 a 100 metros, dentro de estos conglomerados, centran los estudios en al menos tres manzanas. En dicha zona se rocían las viviendas con un insecticida de alta duración que se ha utilizado en África para el control de la malaria.    

“Es un espectro de cuatro mil 600 niños, de ellos poco más de dos mil son los que están dentro de lo que llamamos zona de intervención. Todo se centra en el obtener el histórico de casos transmitidos por este vector, luego de la intervención se hace un seguimiento y se establece si hubo no una disminución en los pacientes por dengue, zika o chikungunya”, explicó.

El especialista precisó que el obtener la evidencia es importante, pues para poder obtener la recomendación mundial se debe demostrar su impacto epidemiológico, y el hecho de elegir a los menores es porque a esa edad se cuenta con una menor cantidad de anticuerpos contra estas enfermedades.

Finalmente, aseguró que el estudio que se realiza en Mérida brindará la información necesaria para que la Organización Mundial de la Salud y otras agencias valoren el impacto del TIRS en la prevención de enfermedades transmitidas por el Aedes Aegypti.

(Infoqroo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario