jueves, 21 de julio de 2022

Diputada de QR pide a Federación informar a indígenas sobre beneficios de vacuna contra COVID-19

Ciudad de México.- La diputada quintanarroense, Laura Lynn Fernández Piña (PRD), exhortó a autoridades federales a instrumentar estrategias para mantener informada a la población mexicana, especialmente a las comunidades indígenas, sobre la necesidad y beneficios de recibir las vacunas contra la COVID-19.

Durante una comparecencia en la tribuna del Congreso de la Unión, la legisladora pidió al Secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, y al Director General del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes, establecer en conjunto programas y estrategias públicas.

Ello, en el marco de la “Política Nacional Rectora de Vacunación contra el Sars-cov-2”, para informar a la población sobre los beneficios de aplicarse las vacunas y refuerzos en contra del virus.

Mediante un comunicado, indicó que con ese objetivo presentó un punto de cuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Fernández Piña, a nombre de su grupo parlamentario reclamó al Gobierno Federal que, en un escenario de pandemia que supera las seis millones de personas infectadas y más de 340 mil muertes por COVID-19, a más de dos años “sigamos sin programas o políticas dirigidos a casi 26 millones de hablantes de lenguas indígenas”.

Reprochó que a estas personas no se les está comunicando el tema de la COVID-19, y que tampoco existan “datos específicos del trabajo de inmunización para estos sectores, altamente vulnerables”.

Por lo anterior, explicó que su propuesta busca que dichas maniobras sean traducidas a las diversas lenguas indígenas que se practican en México, con base en la región de que se trate y difundidas por medio de radio y televisión, puesto que muchos indígenas no saben leer ni escribir.

“Esto puede ayudar a mitigar los contagios causados por la quinta ola, además de que contribuirá a preparar a la población para las subsecuentes oleadas sin dejar de enfatizar que el de la salud es su derecho”, añadió.

Fernández Piña expuso que la población indígena del país sigue enfrentándose a numerosos desafíos y uno de ellos es que, actualmente, no hay registro exacto de las personas contagiadas dentro de las comunidades, ni un plan exacto sobre vacunación a este sector.

“Tras una búsqueda en la página del INPI, como entidad encargada de impulsar programas y políticas públicas en pro del desarrollo de nuestros pueblos no se desprende algún programa o política pública que trabaje en pro de la salud de estos sectores, aún cuando resulta fundamental hacerlo tras las pérdidas humanas que la COVID-19 ha causado”, agregó.

Fernández Piña mencionó que las personas que viven en áreas de bajos recursos o comunidades indígenas tienen 50 por ciento más probabilidades de morir por causa del COVID-19 debido a que, la gran mayoría de los pacientes que fallecen, nunca recibieron cuidados intensivos.

Señaló que a la fecha no existen datos oficiales que permitan identificar el número de indígenas inmunizados en México, sin embargo “se advierte que el índice es muy bajo.

Ello, prosiguió, toda vez que, las comunidades en su mayoría están en lugares de difícil acceso, carecen de caminos y están muy alejadas de las cabeceras municipales que es donde se aplican las vacunas y la falta de información agrava esta situación”.

La ex candidata a Gobernadora en los pasados comicios estatales de Quintana Roo, recalcó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que muchos países alrededor del mundo no gestionan bien el control de la pandemia, por lo que mantienen el estado de emergencia, dado el peligro que las nuevas variantes representan.

Además, añadió que dicha organización ha señalado que las personas no vacunadas, tienen un riesgo 10 veces mayor de morir por COVID-19, contra quienes sí están vacunados.

Recordó que en 2021 fue implementada una Estrategia Nacional de Vacunación que, si bien no tuvo una buena logística al inicio, ni fue dada a conocer a la sociedad, con el paso de los meses mejoró y pudo desarrollarse de manera ordenada y constante.

“Hoy vemos que en lo que va del año el esquema fue replanteado aminorando sustancialmente los días y horas en los que la inoculación se aplica, en tanto que los megacentros ya no están habilitados y se utilizan espacios reducidos con una pobre estructura.

Estamos ciertos de que si se quiere alcanzar la vacunación a la totalidad de los mexicanos, incluyendo a los menores de edad, es necesario volver a la estrategia de 2021”, puntualizó.

También refirió que, con base en la información publicada por Human Rights Watch (HRW), el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no ha adoptado muchas de las medidas básicas que recomiendan las autoridades de salud mundiales para limitar la propagación de la COVID-19, por lo tanto, “es importante seguir maniobrando para protegerse a uno mismo y a los demás”.


(Infoqroo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario