martes, 5 de julio de 2022

Piden salvar del deterioro y colapso a edificios del Centro Histórico de Mérida

Mérida.- Ante el deterioro y el colapso de una gran cantidad de edificios de la Zona de Monumentos Históricos de Mérida, así declarada hace 40 años por decreto federal, la especialista en restauración, Gladys Díaz Negrón, llamó a la sociedad a intervenir de manera conjunta para salvar el patrimonio.

El llamado de auxilio a favor de la conservación del patrimonio histórico y cultural se debe al abandono y la urgente intervención que requieren diversos inmuebles, algunos de ellos emblemáticos y otros que están a punto de derrumbarse en esta época de lluvias, advirtió en entrevista la restauradora.

La reconocida arquitecta de emblemáticos edificios como el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán citó como casos de deterioro el inmueble derecho de las Casas Gemelas y el primer conjunto de condominios de Paseo de Montejo, así como el Portal de Granos y la llamada Casa Taller de Godínez de la calle 60.

También requieren atención los edificios que están en la 62 por 43, las casonas y estructuras de la calle 60 entre 63 y 65, el de la calle 47 por 60 y 62 y otro de la 66 donde hay construcciones del siglo XIX sumamente descuidadas, sin olvidar los monumentos que fueron afectados en recientes manifestaciones.

“Sí bien hay numerosos edificios, quintas y otras edificaciones que afortunadamente se les ha dado otro uso y ha sido posible rescatarlos, muchos otros se están cayendo, ya que sus propietarios no tienen dinero para la restauración o mantenimiento”, comentó.

Como ex integrante de la Asociación Yucateca de Especialistas en Restauración (Ayerac), dijo que es vasta la tarea a realizar en las 659 manzanas de la Zona de Monumentos Históricos de Mérida, así declarada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia mediante decreto federal el 18 de octubre de 1982.

Con sus  ocho mil 795 kilómetros cuadrados, el de Mérida es el segundo centro histórico más grande del país después de la Ciudad de México, ya que reúne tres mil 906 edificios de los siglos XVI al XIX, entre ellos, 21 destinados al culto religioso, 47 a labores sociales y educativas y 16 plazas y jardines.

“Mérida tiene un patrimonio que es también de la nación, ya que conserva la primera Catedral de México, la de San Ildefonso, construida en tierra firme, además de que se erigió la primera casa de un conquistador que fue la de Montejo en el trazo central de la ciudad”, dijo la entrevistada.


Basada en su experiencia como restauradora, Gladys Díaz Negrón llamó a fundaciones y asociaciones civiles, así como empresarios y el gobierno sumar esfuerzos para atender esta importante tarea de la restauración y conservación de nuestro patrimonio.

Propuso dar seguimiento a un programa exitoso en la materia llamado “Adopte una obra de arte” que se aplicó en los años 90 durante el gobierno de Dulce María Sauri Riancho, el cual permitió captar recursos para emprender diversas obras de restauración en sitios emblemáticos, entre ellos, el Monumento a la Patria.

Respecto de estructuras que están al punto del colapso, aclaró que esto no es culpa del INAH, sino de la falta de voluntades y recursos para el salvamento y restauración, de ahí la necesidad, dijo,  de que participen de manera coordinada los propietarios, los empresarios, las fundaciones y los tres niveles de gobierno.

De hecho, Protección Civil Municipal y la Comuna de Mérida ha colocado cercas de madera y advertencia ante riesgos que representan diversos edificios como los ubicados en la calle 59 por 62 y 64, el de las esquinas 71 por 52, 65 por 48, 67 por 48 y un bazar de la 52 por 61.

Gladys Díaz indicó que en Yucatán existen grupos de expertos en restauración que están en posibilidades de intervenir, tanto del Ayerac como del ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios),  organización internacional no gubernamental asociada a la UNESCO.

El perfil urbano del Centro Histórico de Mérida se caracteriza por las alturas de la Catedral, el mirador de Las Monjas, las numerosas torres y campanarios, los edificios neoclásicos del Teatro Peón Contreras y el Palacio Cantón, además de los barrios característicos de Santa Isabel, Santa Ana, Itzimná y San Cristóbal.

Por su uso religioso, destacan los conjuntos conventuales de Nuestra Señora del Carmen La Mejorada, Nuestra Señora de la Concepción Las Monjas y los templos de Santa Lucía, San Cristóbal, San Sebastián, La Tercera Orden, Jesús Nazareno, San Juan Bautista, Santiago Apóstol, Santa Ana y la Ermita de Santa Isabel.

De uso civil y militar fueron los museos Casa de Montejo, Palacio Cantón, ex templo de San Juan de Dios, la Rectoría de la UADY, el teatro Peón Contreras, la Biblioteca Cepeda Peraza, la estación de ferrocarril, el Registro Civil, el antiguo Mercado de Granos, el Palacio Municipal, el Palacio de Gobierno y los arcos de Dragones, del Puente y San Juan.

(Infoqroo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario