miércoles, 27 de agosto de 2014

Niños quintanarroenses con quemaduras graves reciben atención médica en el extranjero


Chetumal.- Un total de 33 niños quintanarroenses victimas de quemaduras, han sido atendidos por la Fundación Michou y Mau, diez fueron trasladados a la clínica Shriners, en Galveston, Texas, uno a la ciudad de México, y nueve más reciben atención médica en el estado, así lo dio a conocer la representante de ese organismo, Roxana Martínez.
Ricardo, un adolescente de 14 años edad, del municipio de Felipe Carrillo Puerto, fue trasladado el martes a la ciudad de Galveston, Texas, para su urgente atención médica, tras sufrir quemaduras por electricidad, el pasado 26 de Julio.


La representante de la Fundación Michou y Mau, Roxana Martínez, dijo que gracias a los convenios con la Secretaría de Salud y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), atendieron a 33 niños que han sufrido de quemaduras en Quintana Roo, como en este último caso.
De los 33 menores de edad que han resultado con quemaduras en su cuerpo por distintos accidentes, 10 han tenido que ser trasladados a la clínica Shriners en Galveston, Texas, uno a la ciudad de México, y nueve más con seguimiento en el Estado.
“Desde que se firma el convenio tenemos 33 niños atendidos, algunos tienen que regresar, de los que se van a Galveston algunos tiene que regresar, los más chiquitos que son quemados profundamente en la mayor parte de su cuerpo, como están tan pequeños, necesitan injertos de piel y Galveston dependiendo del grado de la quemadura determina si se tienen que regresar para continuar su tratamiento hasta que terminen de crecer o los dan de alta y los siguen vigilando en clínicas especializadas cuando vienen a Veracruz”.
En su caso, en la clínica de Galveston se atiende a los niños pequeños que requieren de cirugías y tratamiento hasta que sean mayores, en donde la Fundación Michou y Mau cubre el tratamiento médico, mientras que el transporte lo cubre el Sistema DIF y la Secretaría de Salud del Estado (Sesa).
Explicó que con la intención es evitar que continúe en aumento el número de menores quemados se proporcionan y refuerzan las campañas de concientización a los padres de familia, principalmente la impartición de pláticas de prevención en las escuelas dirigido a padres de familia de niños en edad preescolar, pues la mayoría de los casos se da en menores de cinco años, causado por descuidos en sus hogares, principalmente por agua hirviendo.
“La señora Mariana Zorrilla desde que inició esto, ha ayudado a los niños que sufren quemaduras y a los familiares, lo que se busca es tratar de evitar que continúe en aumento estos accidentes, ahorita damos pláticas a papás porque de los niños que yo tengo quemados he aprendido que la mayoría son menores de 5 años y son por descuidos de papás, aunque en este caso fue quemadura por electricidad, pero en niños más pequeños sí son por descuidos de papás y principalmente quemaduras por agua caliente”.  
Sobre el adolescente que fue trasladado a Galveston, explicó que Ricardo recibió una descarga eléctrica cuando ayudaba a su papá en trabajos de plomería, y aunque fue hospitalizado diez días y dado de alta, el calor ocasionó una infección en la pierna y la mano por donde salió la electricidad, lo que motivó a la recomendación de las autoridades de la fundación de ser trasladado a Galveston para su atención médica.

En este lapso, solamente un joven de 19 años ha fallecido, hace dos meses, en la ciudad de Playa del Carmen, pero no estaba dentro del rango que cubre la fundación, pues atiende a menores de hasta 18 años.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...