lunes, 15 de agosto de 2016

Truenan por deuda: Empresarios en agonía reclaman 530 MDP al gobierno de Quintana Roo


Chetumal.- Proveedores del gobierno del estado agonizan por una deuda de 30 millones de pesos mientras constructores establecidos en la entidad sucumben por 500 millones de pesos que el gobierno de Quintana Roo y los Ayuntamientos de Solidaridad, Tulum, Cozumel y Othón P. Blanco, les adeudan por concepto de obras terminadas, panorama que prevalece a 40 días del final de la gestión borgista.


El presidente del Comité directivo de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) delegación Quintana Roo, Pedro José Santos Huchín, informó que han iniciado negociaciones con las autoridades gubernamentales, incluyendo dependencias federales para tratar de recuperar parte de la millonaria deuda que se arrastra desde hace cinco años.

“Hay municipios con los que tenemos bastantes problemas para poder recuperar lo invertido, el problema del constructor es que debido a que es una cuestión de confianza, muchas veces nuestros contratos aunque son de obra pública, no comentan quiénes les deben, sólo algunos nos piden apoyarlos para hacern gestiones y poder recuperar algunos pasivos que tienen las empresas”.

Explicó que los empresarios de la zona norte de la entidad están a la espera de que los ayuntamientos liberen los recursos acordados para pagar parte de la deuda que han arrastrado por obras que inclusive llevan más de un año de haber sido concluidas.

“Sabemos que hay varias deudas importantes como en el caso del municipio de Solidaridad, había 230 millones para el pago de obra pública y esta por resolverse esta semana y esperamos que se den porque nosotros construimos, cumplimos con la normatividad, con los procesos y tiempo, y es muy importante que se le pague a los constructores porque de ahí dependen familias enteras y fuentes de trabajo y es necesario mantener una estabilidad y recuperar esos pasivos”.

Afirmó que la mayoría de los constructores se encuentran descapitalizados y enfrentan serios problemas financieros para responder a los compromisos de pago de impuestos ante Hacienda Federal, Seguro Social, Infonavit y pago de salarios y prestaciones de trabajadores.

Dijo que muchos se han visto obligados a vender parte de su maquinaria y equipo de trabajo, mientras que otros se han arriesgado a recurrir a deudas bancarias para poder solventar los pagos.

“También algunas dependencias federales mantienen retrasos en los pagos, como el IFEQROO, del programa de escuelas al 100, y estamos tratando de solventar las estimaciones de obras en proceso, con la Sedatu son deudas mínimas y algunas otras dependencias igual, la CAPA mantiene deudas que son fuertes y en Sintra se están solventando, pero hay en otras dependencias con problemas delicados de deudas desde el 2011 y 2012 y creo que en algunos casos no se va a poder recuperar los pasivos”.

A pesar de estas expectativas, el líder de la CMIC en Quintana Roo puntualizó que seguirán las gestiones con las autoridades gubernamentales para que liberen la mayor cantidad de pago para cubrir las deudas contraídas en este sexenio.

Destacó que algunos empresarios del municipio de Tulum han tenido que recurrir a juicios civiles contra el Ayuntamiento debido a que se han negado a pagar y ya no hay voluntad de diálogo.

COPARMEX

Un monto superior a los 30 millones de pesos es lo que adeuda el Gobierno del Estado por concepto de proveeduría a los afiliados de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

Diego Delgado, presidente de la Coparmex, declaró que desde hace más de 2 años los empresarios de manera infructuosa han intentado recuperar esos adeudos, que los mantiene prácticamente en números rojos al no contar con la disponibilidad de recursos.

“La mayoría de los proveedores del gobierno del estado todavía tienen deudas, esperamos que antes de irse el gobierno, como era antes, se liquide lo que se debe para no pasarlo a la próxima administración, además de que el cambio no es tan terso como se esperaba, es un cambio de partido y esperemos que se cubran las deudas”.

Detalló que son unos 200 afiliados a la Coparmex los que no han podido recuperar su inversión debido a que el Gobierno del Estado desde hace 2 años les viene dando largas y que los ha obligado prácticamente a operar en número rojos y trabajar con el mínimo de personal y evitar con ello bajar sus cortinas.

“Por lo que hemos podido averiguar es una cantidad como de 30 millones de pesos, es variable, hay quienes tienen contratados y en el caso de los arrendadores no sabemos el monto de las deudas por los locales, tenemos deudas de hasta un año y medio e inclusive algunos tienen más y esto nos ha golpeado fuertemente”.


Dijo que existe un temor generalizado por parte de los empresarios de que no se liquiden esos adeudos y éstos sean heredados a la próxima administración, lo que haría aún más complicado recuperar su inversión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...