jueves, 11 de octubre de 2018

AMLO y Carlos Joaquín: Reunión de mandatarios y gira del agradecimiento en Cancún (Foto-Crónica)



Por: Esmaragdo Camaz

Cancún.- La liberación de presos políticos a partir del 1 de diciembre que podría incluir a Mario Villanueva y la transformación de Chetumal en una zona libre con reducción de IVA al 8 por ciento, disminución del ISR al 20 por ciento y homologación de combustibles, fueron los temas que dieron la nota este jueves durante la gira de agradecimiento del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador y de su encuentro con el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

Alrededor de las 14 horas, el gobernador Carlos Joaquín salió por la puerta central del edificio de la SEC de la avenida Bonampak. Se acercó a los reporteros que estaban en el corral hacía rato y los saludó. Intercambió algunas palabras con ellos y en eso arribó el convoy con el presidente electo.


Andrés Manuel López Obrador bajó de una suburban gris. Con él Mara Lezama, la presidenta municipal de Benito Juárez, quien se declaró hace unos días externa a MORENA, pero con “sangre morenista”.

Carlos Joaquín le dio la bienvenida a López Obrador y juntos caminaron hacia la puerta de acceso del edificio de la SEC, donde el gabinete estatal ya esperaba a los personajes. Son las primeras fotografías de ambos juntos en territorio quintanarroense.


Antes de entrar a la reunión, López Obrador, Carlos Joaquín y Mara Lezama posaron para las cámaras.


Acto seguido, ingresaron al inmueble y no volvieron a salir hasta unas dos horas después. Quizá un poco más. La reunión estaba programada para una hora, me dijo una fuente, pero al parecer el encuentro iba bien. Tanto que se extendió todo ese tiempo.

En el inter en que la prensa esperaba el regreso de los mandatarios, la presidenta de Solidaridad, Laura Beristain, arribó al recinto. Pero antes hizo una breve parada frente a los reporteros, a quienes saludó y les pidió por favor “a los dueños de medios” no publicar notas de ejecuciones en las portadas de los medios de comunicación.


Minutos después, la senadora Marybel Villegas arribó presurosa al recinto. Pero no saludó y se metió de inmediato.

En el interior reunidos con el presidente electo, estaban los funcionarios del gabinete de Carlos Joaquín, como el secretario de Gobierno, Francisco López Mena y la titular de Finanzas, Yohanet Torres Muñoz, entre otros, así como los titulares de los poderes Legislativo, Eduardo Martínez Arcila, y del Judicial, José Antonio León Ruiz.

Diputados federales y senadores por Quintana Roo también asistieron al encuentro con el presidente. Y Arturo Abreu Marín, el virtual coordinador de delegaciones federales en Quintana Roo.


Al término de la reunión los mandatarios ofrecieron una rueda de prensa. 


Andrés Manuel López Obrador delimitó la sesión en tres preguntas. Pero al final permitió más. Al presidente electo le gusta hablar. Es facilito de palabra y se va como hilo de media.


Se refirió a su programa de “Zona Libre” que va a implementar en la franja fronteriza norte colindante con los Estados Unidos y anticipó que este mismo esquema lo aplicará en Chetumal.

La capital de Quintana Roo también se convertirá en una “Zona Libre” y a partir de entonces el IVA tendrá una reducción del 16 al 8 por ciento, así como una disminución del ISR al 20 por ciento y la homologación de combustibles.


“Acabo de hacer el compromiso que inmediatamente después se va a aplicar este mismo programa de apoyo en Chetumal, es decir, va a haber también Zona Libre en Chetumal, lo que les acabo de comentar a los servidores públicos de Quintana Roo, de manera especial al ciudadano Gobernador que me lo planteó, les acabo de comentar que vamos a blindar primero la zona norte”.

Y dio a conocer que a partir del primero de diciembre aplicará la amnistía para presos políticos, lo que remitió al tema del ex gobernador Mario Villanueva, pregunta insistente que le hicieron los reporteros.


“Y también les adelanto, el día primero de diciembre voy a dar a conocer un acuerdo para que salgan de la cárcel los presos políticos… vamos a establecer un procedimiento, le he pedido a la licenciada Olga Sánchez Cordero que me ayude en la elaboración del acuerdo, del decreto, de la ley, de conformidad con lo que corresponda y que se fijen las condiciones para dar esta amnistía a presos políticos a partir del análisis expedito de caso por caso… campesinos que están en la cárcel desde hace cuatro o cinco años… ya no va a haber represalias en contra de nadie, ya no se va a reprimir a nadie, no se va a encarcelar a nadie por consigna”.

Y sobre el caso Mario Villanueva expresó que “va a revisarse de acuerdo con procedimientos legales”.

Antes, Carlos Mario Villanueva Tenorio había entregado una carta a López Obrador solicitando su intervención para que se haga Justicia en el caso de su padre el ex gobernador. Y Niza Puerto, la ex vocera del ex mandatario y quizá junto con la familia del ex ejecutivo estatal la persona que más ha empujado por la liberación de Villanueva Madrid, estuvo presente en la zona de prensa para pedir al presidente electo que se aplique la ley tal cual con imparcialidad.

Por su parte, el gobernador Carlos Joaquín expresó su disposición de trabajar con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador para que este tenga la posibilidad de cumplir sus compromisos.


“El apoyo que el señor presidente me ha comentado que daremos a los jóvenes, a la gente mayor, a los estudiantes, a los trabajadores del campo, hacia la zona sur, centro de Quintana Roo, es muy importante, por supuesto con toda la cooperación y toda la ayuda del Gobierno del Estado para que podamos alcanzar metas y que él tenga la posibilidad de cumplir cada uno de los compromisos que ha hecho con México”.


La rueda de prensa terminó en el mismo talante cordial que se observó en todo momento. Es el López Obrador post-campaña que más tarde diría en el templete que tiene que aprender a moderar su lenguaje porque ya es presidente electo, aunque confesó ante sus seguidores que le está costando trabajo acostumbrarse.

Pero ya de salida rumbo a la suburban, una reportera le lanzó a López Obrador la pregunta si el Municipio debía perder el nombre de Benito Juárez y dejarlo simplemente como Cancún, en clara referencia a Mara Lezama, impulsora de tal propuesta, y quien estaba justo ahí un paso atrás del presidente electo, quien es ferviente seguidor del prócer Benito Juárez.


La pregunta se escuchó como si estuvieran acusando a Mara.


Obvio que López Obrador rechazó la “idea” de quitarle al Municipio el nombre del prócer y siguió su paso camino a la suburban. 


Abordó el vehículo y se dirigió al masivo de las Palapas.



En las Palapas ya estaba la vendimia de los souvenirs de López Obrador.



A diferencia de la última ocasión que López Obrador estuvo en las Palapas, esta vez los accesos estuvieron mucho más restringidos. De hecho todo el perímetro estuvo rodeado de vallas que antes no se veían en los eventos de AMLO.


Y mientras la gente esperaba la llegada de López Obrador, el anunciador instruía a los presentes. Les pidió que se abstuvieran de aplaudirle a los diversos personajes que estarían en el templete. Y les ordenó que los únicos aplausos debían ser para el “presidente electo”. 


Dos mujeres llegaron con López Obrador a las Palapas. La senadora Marybel Villegas y la presidenta municipal de Benito Juárez, Mara Lezama.



Detrás de ellas López Obrador, a quien le tomó algún tiempo llegar al templete para complacer a sus seguidores.







“Vengo a agradecerles su apoyo ¡sí se pudo!, no les voy a fallar, no me voy a marear, no me va a trastornar el poder porque tengo ideales, tengo principios, el poder atonta a los inteligentes y a los tontos los vuelve locos cuando no hay principios”, con eso arrancó su discurso.

Por espacio de más de una hora, López Obrador se mostró más moderado que en ocasiones anteriores. Él mismo dijo que ya debía cambiar su forma de expresarse porque ya es el presidente electo. Sobre los temas que habló se pueden resumir en este listado.

No cayó la economía con su triunfo electoral, como muchos lo habían previsto.

Que ya habló dos veces con Donald Trump.

Que ya se aprobó el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

Que van a subir los sueldos de los mexicanos y van a bajar los de los funcionarios públicos.

Que ya no va a haber fuero.

Que la Corrupción será elevada a delito grave.

Que va a dar a los productores del Sur de Quintana Roo dos apoyos al año, “unas novillonas” y semillas.

Que va a dar empleo a 30 mil ninis en Quintana Roo a razón de 3 mil 600 pesos mensuales a cada uno a través de becas para que se capaciten en la industria del Turismo.

Que va a mejorar las colonias populares, empezando por las de Playa del Carmen (Solidaridad).

Y que “pésele a quien le pese”, se va a construir el Tren Maya en cuatro años, con lo que terminó su discurso.

Para rematar, presentó a los personajes que lo acompañaron en el templete. Dijo que ya son conocidos de los quintanarroenses, pero que los presentó por que “se han portado bien”, pero que cuando “se porten mal” también lo va a decir, prometió.
















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...