martes, 20 de mayo de 2014

Añeja fuga de Nova, dicen expertos en respuesta a fuertes olores a gasolina en Chetumal; burócratas regresan a Palacio de Gobierno, zona sigue acordonada


Chetumal.- Estudios realizados aquí por PEMEX, en coordinación con un grupo interdisciplinario, descartaron este martes, fugas de combustible de la gasolinera SERVIMAR, que se ubica a unos metros de la sede del Gobierno de Quintana Roo, en cambio, la investigación apunta a que los fuertes olores a gas son Gasolina Nova, que estaría “enterrada” en el subsuelo de esta capital, mientras otros indicios plantean que se trata de residuos de un derrame ocurrido hace 60 años, en tanto, la zona permanece acordonada, aunque los burócratas y trabajadores de comercios ya regresaron hoy a sus actividades normales.
La coordinación estatal de Protección Civil junto con especialistas de Pemex, realizaron en análisis físico y documental de la gasolinera Servimar, para dictaminar posibles fugas de combustible, las pruebas aportadas por la estación de servicio, que están avaladas por empresas autorizadas por Petróleos Mexicanos, indican un 100 por ciento de hermeticidad de sus tanques de combustible.

De acuerdo al director de Protección Civil, Luis Carlos Rodríguez, los trabajadores gubernamentales y de los comercios aledaños a la zona donde se ubicó el derrame de combustible, ya volvieron a sus labores cotidianas al asegurar que no hay posibilidades de que se genere una explosión por la gasolina nova.
“Hay cero probabilidad de explosividad, es por ello que ya  regresaron a sus labores los trabajadores de gobierno y sus oficinas contiguas, ahorita ya se está haciendo la valoración de la estación de servicio de sus medidas de seguridad, al igual de un registro que tiene que indican que no hay fuga en la gasolinera, lo que se está haciendo es volver hacer el monitoreo del alcantarillado de que no haya riesgo de explosividad”.

La segunda prueba realizada de los niveles de explosividad a cargo de especialistas de Pemex dieron como resultado cero por ciento de explosividad, por lo que se dictaminó que los trabajadores del gobierno del estado, comercios y oficinas cercanas, podrían reincorporarse a sus labores cotidianas, mientras tanto, los trabajos para dictaminar el origen de la fuga siguen, pues de acuerdo las primeras hipótesis, se estima que esta puede tener su origen en un derrame de hace 60 años.
Dijo que lo siguiente es tratar de ubicar el combustible almacenado en el subsuelo para evitar un posible riesgo y un daño al ecosistema.

“Presumiblemente haya sido una fuga de hace 60 años, hay que recordar que en esa zona había almacenamiento de combustible, lo que era Garabana, y muy probablemente haya habido una fuga ahí, porque en ese entonces no se tenía tanta conciencia ecológica, se dejaba pasar un tiempo, luego se reparaba y muy probablemente está almacenado en algún lugar este combustible”.
Tras las pruebas realizadas, las autoridades de la Profepa, Procuraduría de Protección al Ambiente, Protección Civil Estatal, Municipal así como los especialistas de Pemex, sostuvieron una reunión privada a fin de dictaminar los procedimientos a seguir, la zona permanecía acordonada este martes.


PROFEPA
La delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en Quintana Roo, Ludivina Menchaca  Castellanos, informó que  especialistas de Petróleos Mexicanos y biólogos de la subprocuraduría de industria, realizaron  pruebas de explosividad en al menos 20 alcantarillas aledañas a la gasolinera Servimar y la bahía de Chetumal, en la cual se determinó que no hay ningún grado de explosividad pese al intenso olor a gasolina en la zona.
Dijo que las autoridades buscarán realizar pruebas geológicas para determinar el origen de la fuga del hidrocarburo que ha alcanzado la bahía de Chetumal, Santuario del Manatí.

”Ya se hizo un recorrido con los de Pemex, que están valorando la situación de igual manera con todo el apoyo de nuestro procurador nos envió un biólogo que es técnico y experto en los temas de hidrocarburos, de la subprocuraduría de industria, la empresa sí tuvo su multa y sanción, pero lo que sí nosotros podríamos verificar son las sanciones”.
La realización de las pruebas geológicas o caracterización del subsuelo para determinar la pluma del hidrocarburo en los 4 kilómetros donde se ubica la gasolinera Servimar, será determinado en el comité integrado por los tres órdenes de gobierno, ya que las primeras hipótesis apuntan a un derrame de gasolina Nova, la cual podría ser estar almacenada en una caverna del subsuelo.
“Como después de las lluvias aparece este olor se tiene que hacer un estudio geológico que estaremos valorando como lo haríamos, aun estamos en eso, sabemos que es gasolina por el olor y porque se evapora muy rápido porque no es aceite y sabemos por un estudio que nos hizo llegar Pemex que es una gasolina nova que ya no se usa, todas las suposiciones es que es gasolina que han estado en unos tanques internos ocultos como antes se usaban enterrados”.

El grado de contaminación de la bahía de Chetumal aun no ha sido determinado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, aunque  en una primera instancia, aseguran que a pesar de la enorme película de hidrocarburo registrada ayer sobre el cuerpo de agua perteneciente a un Área Natural Protegida, el derrame de combustible, es menor al registrado hace un año y un mes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario