jueves, 23 de mayo de 2019

UT Cancún y Asociaciones Civiles suman su respaldo a la EMAP para la Carta Ambiental Interamericana



Cancún.- Muchos son los daños que se han causado al medio ambiente y poco lo que legalmente se puede hacer por no contar con el reconocimiento de la Madre Tierra como un ser vivo y de los derechos que tiene, por lo cual la Embajada de Activistas por la Paz (EMAP) se acercó a la Universidad Tecnológica de Cancún y asociaciones civiles de la localidad para solicitar su apoyo y respaldo para la firma de la Carta Ambiental Interamericana.

La EMAP realizó el Conversatorio por la Madre Tierra en las instalaciones de la UT Cancún, donde el coordinador nacional de la EMAP, Francisco Javier Guerra González, expuso la importancia de que se sumen las voluntades de todos los interesados para impulsar la Carta Ambiental Interamericana como un documento que promueva una ley que se considere en nuestra Constitución y a nivel internacional, en la cual se reconozca a la Madre Tierra como un ser vivo con derechos, al tiempo que se tipifique el ecocidio como un delito ambiental de carácter global, se logre la consolidación de la Corte Interamericana en materia de protección ambiental y se consideren las propuestas de paz de los pueblos indígenas.

Con estos conversatorios que se han llevado en distintas partes del país y con organismos internacionales, indicó que se busca la firma de los distintos organismos para lograr la suma de voluntades de distintos actores de la sociedad en general, que den su voto de confianza a esta propuesta y se pueda consolidar como un instrumento legal en materia ambiental en México.



Luego de hacer la presentación oficial del programa “Hijos de la Madre Tierra” mediante el cual se busca promover la educación ambiental en niños y jóvenes para convertirse en guardianes y proteger el medio ambiente, Guerra González refirió que en los últimos años se construyó la Carta Ambiental en una cruzada internacional, realizándose una serie de encuentros con pueblos indígenas y organizaciones, así como en otras organizaciones, con lo que se logró la redacción final de la misma.

En esta Carta, dijo: “Están insertos los propósitos de muchas organizaciones, de muchos científicos, investigadores, de gente que conoce bien el tema y esta Carta Ambiental  Interamericana actualmente se está impulsando su aprobación como un documento como Ley Marco a nivel internacional, por lo menos para el continente americano ante la Organización de Estados Americanos”.

Reconoció que a nivel internacional han sido mucho los esfuerzos que se han realizado para lograr consensos y no se han conseguido, por lo que en este momento dijo que lo que se está buscando es lograr su aprobación a nivel del continente americano y, de manera especial, ante la Organización de Estados Americanos. 


Por su parte, el rector de la UT Cancún, Julián Aguilar Estrada, como anfitrión del evento, dio la bienvenida a los participantes y sostuvo que como institución educativa tienen el firme compromiso de ofrecer a los estudiantes una educación integral con actividades y acciones que puedan impactar a su familia y la sociedad.

“Este conversatorio lo que busca es que podamos realmente tener esa conciencia de lo que tenemos que hacer ahora para que podamos mitigar, revertir, contribuir para sanar las heridas tan profundas que hemos hecho a nuestro planeta y a la Madre Tierra”, manifestó el rector ante los asistentes a esta reunión.

Al hablar sobre el tema de la participación de las Organizaciones de la Sociedad Civil en la construcción y análisis de las políticas públicas ambientales, sostuvo que tanto la EMAP como las ONG’s buscan que se reconozca algo que por naturaleza debería ser reconocido, de que la Tierra es un ser vivo y como tal deben reconocerse sus derechos. Por ello aplaudió y reconoció el compromiso de las organizaciones civiles presentes para dotar de un cúmulo de análisis y experiencias, a fin de unirse para lograr el cuidado de la madre naturaleza.


En su intervención, Mercedes Ojeda, coordinadora de la asociación Juntos Somos Paz, sostuvo la necesidad de establecer por escrito los principios éticos y morales, pues no basta con saber que se debe cuidar el medio ambiente, si en la realidad no se respeta de esa forma, por lo cual secundó la necesidad de firmar la Carta Ambiental Interamericana que sirva como un instrumento legal que haga valer los derechos de la naturaleza.

Durante el conversatorio se contó con la presencia de la encargada del despacho de la rectoría de la UT de Calakmul, Irlanda Fierros, quien reconoció la importancia que revisten las instituciones de educación superior para guiar a los estudiantes en el cuidado y preservación del medio ambiente, fomentando en ellos actividades diversas.

Refirió que la reserva natural de Calakmul es la segunda más importante de América Latina y el Cambio Climático es una realidad que está afectando con la extinción de las especies y que se requiere actuar de inmediato para detener el impacto negativo que se está generando a la Madre Tierra.

Durante el conversatorio se contó con la presencia de representantes de las asociaciones civiles: Sociedad Protectora de Animales Luum Balicheo, Fundación Yanil, Gap2, Centro de estimulación y Rehabilitación Pasitos de Gigantes A.C, así como DE Miriam Rivera Huerta, coordinadora estatal de activistas por la paz; de Miguel Morales, de la asociación Por una cultura de paz A.C, así como de la secretaria Académica, Elva Gutiérrez, directores de las carreras y personal de la UT Cancún.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario