miércoles, 8 de julio de 2020

Manifestación de vendedores ambulantes de Chetumal, se quejan del acoso de Otoniel y secuaces


Chetumal.- Vendedores ambulantes de la ciudad de Chetumal, se  manifestaron este miércoles en los bajos del palacio de municipal para denunciar el acoso que sufren por parte de las autoridades municipales del Ayuntamiento de Othón P. Blanco.

Fue un grupo de aproximadamente 40 vendedores ambulantes, inclusive algunos “menonitas” los que se inconformaron.

Norma Angélica Hernández Aguilar, una de las afectadas, externó que los inspectores de la Dirección de Reglamento, Fiscalización y Vía Pública mantienen un hostigamiento contra los ambulantes, quienes son constantemente notificados para que paguen  multas por incumplir con los protocolos de higiene ante esta pandemia. 


Dijo que en lugar de brindar información y ayudara los vendedores a que cumplan con las medidas sanitarias, el uso de cubre bocas, gel anti bacterial y otras disipaciones, el ayuntamiento  capitalino ha iniciado una cacería en su contra aplicando sanciones que van desde los mil a los mil 800 pesos.
“Nos sentimos como animales que nos están cazando porque están seguidas las notificaciones a mí me notificaron viernes, sábado, lunes y todos venimos hablar por el mismo caso con el director, ahorita con la situación no tenemos venta estamos saliendo no tenemos un sueldo seguro, parecemos pavos por todos lados estamos regados como venteros ambulantes por la misma necesidad”.
Otros denunciaron que por órdenes del presidente municipal Otoniel Segovia, el director de Reglamento, Fiscalización y Vía Pública, Emanuel de Jesús Magaña Cirerol, instruyó a sus inspectores cobrarles cuotas de más para no ser reportadas a la Tesorería Municipal, pero al negarse acceder a estos hechos de corrupción, fueron multados.

“Nosotros estamos tratando de salir adelante si nos quedamos de brazos cruzados imagínate la multa ya varios ya pagaron y yo no voy a tener como pagar, no me voy a Cancún a trabajar por no pagar derecho de piso y ahorita voy tener que trabajar para pagar multa que si me hubiesen avisado entonces yo también entiendo”.
Dijo que debido a la pandemia las ventas han sido malas y que si salen a las calles es por necesidad por lo cual consideraron como injustas las medidas adoptadas por la autoridad  municipal.
Después de ser atendidos por las autoridades municipales, el Ayuntamiento de Othón P. Blanco acordó suspender por esta ocasión las multas aplicadas por los inspectores, sin embargo fueron advertidos que ya no habrá tolerancia de nuevo.

Sin embargo lo inconformes pidieron que cese el acoso de los inspectores y las extorsiones, puesto que les aplicaron notificaciones que representan multas de hasta mil 800 pesos, que en este momento son impagables. Y es que hay ambulantes que acumulan hasta tres con 45 días para pagar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario