lunes, 27 de julio de 2020

Policías vigilan reparto de alimentos en el “Comedor de Dios” para evitar conflictos


Por: Román Martínez

Cancún.- Policías municipales vigilan el reparto gratis de comida en el Comedor de Dios de la Av López Portillo, a partir de este lunes para evitar conflictos entre personas que exigían raciones adicionales. 

La regidora Paola Moreno acudió al Comedor de Dios, donde regalan desde hace 110 días un promedio de 400 raciones de comida entre desayunos y comidas, a checar que los policías que le solicitaron estuvieran presentes porque ha habido gente muy problemática que exige más comida y provocan miedo entre las familias y los niños, motivo por el que la concejal y el coordinador del grupo de gendarmes, de apellido Molina, se comprometieron a que a la hora del desayuno, de 10 a 11 de la mañana y entre la una y dos de la tarde, estén todos los días en ese lugar.

Los promotores de este Comedor de Dios, Ricardo Villalba y su esposa Diany, agradecieron el respaldo de la regidora y los policías, a los que invitaron a pasar a la parte trasera de la zapatería, donde ya llevan muy avanzada la construcción de mesas con sombrillas, un firme con su piso de losetas y una estructura metálica con láminas para evitar los fuertes rayos del sol y la lluvia, incluso su nicho con la Virgen, lugar en el que ofrecen cortes de pelo gratis y están proyectando que haya talleres donde la gente aprenda algún oficio, para el autoempleo.


La regidora Paola felicitó a Ricardo y a su esposa porque con la ayuda de mucha gente de buena voluntad que les proporciona comestibles, aportaciones en especie y en efectivo y con lo que pueden, se le da de comer a mucha gente y familias muy humildes, a cambio de que lleven su traste les regalan su desayuno y comida y también pañales y pequeñas despensas a madres que lo necesitan y ahora están abarcando también a familias de la zona continental de Isla Mujeres.

En el Comedor de Dios el mayor número de comidas que han regalado en un día es de poco más de 700 y actualmente, como ya empieza a haber empleo,  ofrecen entre 150 a 200 comidas e igual número de desayunos, motivo por el que Ricardo Villalba y su esposa Diany están abiertos a que quien quiera y pueda ayudarlos a seguir con esta labor altruista vaya para que vea y se informe del proyecto, están en la avenida López Portillo, casi esquina con la Torcasita.

Por cierto, la regidora Paola Moreno además de conseguir la ayuda de la presencia diaria de policías para inhibir a gente problemática que ha robado a  locales de los vecinos, también se comprometió a regresar el viernes para donar bultos de cemento y seguir de esa manera con la construcción de los baños y de lo que se está edificando en el Comedor y Asilo de Dios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario