La Ola Marrón
Grandes cantidades de sargazo en Playa Gaviota Azul de Cancún. La marcoalga permanece en kilómetros de costas de Quintana Roo, principalmente en el norte, donde se ubican dos destinos turísticos de clase mundial. Este jueves autoridades estatales y la Marina se reúnen para analizar la situación ante los resultados insuficientes para contener el arribo masivo de sargazo.

Foto: Esmaragdo Camaz

viernes, 21 de mayo de 2021

López Obrador urge a la Suprema Corte a resolver “lo más pronto posible” el caso de Cabeza de Vaca

Nacional.- El presidente Andrés Manuel López Obrador ha pedido este viernes a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el máximo tribunal del país, que resuelva “lo más pronto posible” el caso del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, acusado por la Fiscalía de delincuencia organizada. El mandatario ha exigido al Poder Judicial que “asuma su responsabilidad” y determine si el gobernador puede ser detenido. La decisión sobre García Cabeza de Vaca lleva un mes creando fricciones entre el Congreso de Tamaulipas, que rechaza despojar de inmunidad al gobernador del Partido de Acción Nacional (PAN), y la Cámara federal, que aprobó en abril el desafuero.

Tras semanas de confusión, el miércoles por la noche un juez accedió a las peticiones de la Fiscalía General de la República (FGR) y emitió una orden de detención contra García Cabeza de Vaca por presunto lavado de dinero y delincuencia organizada. Desde entonces, la pregunta más repetida es si el gobernador puede ser detenido o si la protección de la que gozan los altos funcionarios todavía le protege. “A mí me gustaría que la Corte resolviera lo más pronto posible, con claridad y que no haya ambigüedades, si este señor tiene o no tiene fuero”, ha dicho en su rueda de prensa matutina el mandatario.


López Obrador ha reconocido este viernes que se ha reunido con los ministros de la Suprema Corte Arturo Zaldívar, Yasmín Esquivel Mossa y Juan Luis González Alcántara, pero ha asegurado que no hablaron del caso. Esta reunión alimenta las protestas de la oposición, que considera que el proceso contra García Cabeza de Vaca es una persecución política en tiempos de elecciones. El presidente rechazó este jueves esa idea y aseguró que no ha intervenido: “Es una cuestión que está tratando la Fiscalía, que es autónoma. Yo no estoy dando instrucciones”. Además, en su habitual arremetida contra los Gobiernos anteriores, López Obrador añadió: “No es mi fuerte la venganza, no soy hipócrita, no soy de dos caras como lo son los conservadores, que esa es su doctrina, la hipocresía”.


A García de Vaca se le vio por última vez el miércoles de esta semana por la mañana, cuando estaba de gira electoral en Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas. El gobernador sí emitió en la noche un comunicado en el que rechazaba las acusaciones de la Fiscalía y apuntaba al presidente: “Se usa la justicia para perseguir y amedrentar a los opositores (...) sobre todo cuando la preferencia electoral de los ciudadanos va en declive”. Desde el jueves, vehículos blindados, así como agentes y carros del grupo de operaciones especiales de la Policía Estatal de Tamaulipas refuerzan la seguridad en la casa de Gobierno del Estado.


La orden de detención contra García Cabeza de Vaca es inusual, en un país en el que los gobernadores en activo son intocables y no suelen enfrentar procesos penales. En una votación inédita, la Cámara de Diputados federal aprobó, al conocer las pesquisas de la Fiscalía, eliminar el fuero del gobernador. El Congreso de Tamaulipas lo rechazó, y el caso llegó a la Suprema Corte, que dio la razón a García Cabeza de Vaca en un fallo interpretado como ambiguo. En ese contexto, la Fiscalía consiguió que un juez emitiera la orden por considerar que el gobernador ya no estaba protegido.


Los investigadores de la Fiscalía atribuyen al dirigente del PAN decenas de propiedades no declaradas tanto en el Estado fronterizo de Tamaulipas como en Texas. La compra de esos inmuebles se remonta, según el expediente, a un período que va de 2005 a 2019, cuando Cabeza de Vaca ya tenía responsabilidades públicas. Las pesquisas, según un documento filtrado en marzo y publicado por Reforma, hacen referencia a propiedades como ranchos, residencias, restaurantes, salas de exposiciones y cuentas bancarias. En su conjunto, esos bienes, declarados a nombre de allegados que actuaron como testaferros, tienen un valor que supera los 951 millones de pesos. Es decir, muy por encima de las propiedades declaradas cuando empezó su campaña para convertirse en gobernador en 2016.


Además, de manera pública, la Fiscalía informó de que la justicia de Estados Unidos envió información sobre “posibles responsabilidades penales” del gobernador y personas de su entorno. El jueves, López Obrador mostró en su conferencia el oficio del Departamento de Justicia de EE UU, en el que pide información a Hacienda sobre Cabeza de Vaca, por una investigación sobre lavado de dinero. Esta mañana, el presidente ha vuelto a defenderse y ha asegurado que enseñó públicamente el documento estadounidense para demostrar que este caso no se trata de las elecciones del próximo 6 de junio.


Fuente: El País 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario