Misión Cumplida
Un bombero de Cancún y una paramédico de la Cruz Roja se dan un abrazo fraterno al término de un simulacro de incendio al mediodía de este lunes en el Palacio Municipal de Benito Juárez. Elementos de Protección Civil participaron en esta actividad preventiva en el marco de una jornada nacional de prevención.

Foto: Esmaragdo Camaz

jueves, 20 de mayo de 2021

Piden a General Motors sacar las manos de proceso de legitimación en Silao

Nacional.- Generando Movimiento, la organización sindical disidente de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, pidió a la empresa trasnacional sacar las manos del proceso de legitimación del contrato colectivo de sus trabajadores, próximo a renovarse.

Miembros de Generando Movimiento acusaron que la propia armadora de vehículos ejerce presión constante sobre los trabajadores de la planta y que incluso representantes del sindicato Manuel Trujillo López de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) realizan visitas a los inconformes o quienes los enfrentan para advertirles “a nombre de la supervisora de Recursos Humanos, Dora Luz Lara Navarro, que dejaran de estar incitando a los trabajadores por el no, que la mejor opción era votar por el sí porque la empresa podría hacer despidos o tomar represalias en contra de la gente que iba por el no”.

Este proceso de legitimación se da bajo los nuevos parámetros laborales que exige el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) en materia de democracia y libertad sindical y tras una suspensión previa del proceso por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) al haberse detectado diversas irregularidades y presiones durante la votación del pasado 5 de abril, cuando se llevó a cabo el primer intento para legitimar este contrato.

Generando Movimiento aseveró que las condiciones no están dadas para poder reanudar este proceso de legitimación del contrato colectivo al 100 por ciento, el cual tiene un plazo máximo a realizarse el 12 de junio próximo, como indicó la STPS, aunque confiaron que la supervisión internacional y nacional externa brinde mayor certeza a los trabajadores para poder revelarse en contra de la CTM.

Los disidentes también señalaron que al interior de General Motors incluso se han impartido cursos, donde se busca convencer a los trabajadores de que la mejor opción es seguir con el mismo contrato y bajo la misma representación sindical, toda vez que se busca echar al sindicato Manuel Trujillo López, y en los cuales se les pedía acudir con sus credenciales para votar.

“A los compañeros, antes del día 5 de abril, cuando postearon la información de la (primera) votación (sobre la legitimación o no del contrato colectivo), les estuvieron dando cursos, con boleta idéntica a la boleta que se usó para la votación. Uno de los puntos que se estuvieron pidiendo en ese momento es que llevaran sus credenciales de elector, no sé si llevaban copias, pero lo que sí sabemos es que les dijeron que si no votaban por el sí perderían todos sus beneficios”, acusó Israel Cervantes.

Además, esta agrupación sindical denunció que las afectaciones a los trabajadores de la planta en Silao se traducen en hostigamientos laborales a los trabajadores que llegan a negar permisos para ir al baño y despidos injustificados.

Sobre la situación de trabajadores despedidos, la disidencia sindical informó que suman 18 los trabajadores que han sido separados de su labor sin justificación válida, dentro de ellos, Israel, quien fue despedido por resultados alterados de una prueba de antidoping que dio positivo a pastillas antidepresivas y cannabis, y que revertida por una prueba de laboratorio en los días posteriores al 28 de agosto de 2019, cuando ocurrió el despido.

En este caso se encuentra Sergio Contreras, quien detalló que fue despedido tras haberse contagiado de Covid-19 en la misma planta por otro compañero que falleció a causa de esta enfermedad. En su caso, la supervisora de Recursos Humanos Dora Luz indicó a Sergio que podía tomarse los días de aislamiento voluntario, pues se tomarían como permisos sin goce de sueldo.

Al regresar a laborar, Sergio se encontró con una carta que le pedían firmar donde se afirmaba que había faltado sin justificación, momento en el que también le dijeron que “para yo poder seguir trabajando en la empresa debo de firmar ese documento y que si no lo firmaba estaba fuera. No lo firmo y me corren”.

“Te mandan a llamar, no hay presencia de ningún representante del sindicato, te encierran en un cuartito y te dicen bye. Te encierran para que tú mismo tengas miedo, te atemorizan con firmas o firmas, esta es la condición por la que no queremos que pasen los trabajadores”, narró Fernando Moreno, otro de los despidos injustificados.

Fuente: El Sol de México 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario