lunes, 22 de agosto de 2022

Destacan la importancia de la digitalización para evitar desperdicio alimentario

Ciudad de México.- La industria logística y sus clientes permanecieron a ciegas, respecto a lo que sucedía dentro de los contenedores y los productos que transportaban.

No obstante, la tecnología ha empujado a una evolución en esta área y actualmente es posible para los productores y comerciantes ver el estado en tiempo real de la carga perecedera.

Esta visibilidad tiene beneficios impresionantes, no solo por la evaluación de la calidad del producto, sino por la eficiencia en su entrega,  mayor satisfacción del cliente, y un mejor rendimiento de la cadena refrigerada.

El integrador logístico Maersk es un ejemplo de ello por herramientas como la Gestión Remota de Contenedores (RCM, por sus siglas en inglés, Remote Container Management) que los clientes pueden seguir a través de una plataforma llamada Captain Peter.

En un comunicado, Maersk añadió que se trata de un sistema de monitoreo digital instalado en cada uno de los contenedores refrigerados y que monitorea la temperatura, la humedad, la atmósfera y la ubicación de la carga por medio de GPS.

Para las empresas, el uso de esta tecnología se ha convertido en primordial para evitar pérdidas y desperdicio de alimentos que, según identifica la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), a nivel global ocurre principalmente en las explotaciones agrícolas.

Asimismo, en los almacenes, el transporte de alimentos, los comercios y el hogar, y estima que alrededor de 14% de los alimentos producidos en el mundo se pierden antes de llegar al nivel minorista.

“El socio asistente virtual de RCM es Captain Peter, la plataforma de visibilidad que usan nuestros clientes y que muestra datos de monitoreo de las condiciones en cada uno de sus contenedores refrigerados.

“Esto les permite tomar decisiones significativas basadas en métricas informadas en una variedad de paneles y notificaciones”, afirmó el especialista en contenedores refrigerados para la región de Sealand – Maersk, Michael Mcbride.

Para el área de América Latina, de acuerdo con un estudio de Maersk, 28 por ciento de la pérdida de alimentos sucede durante la producción, mientras que 22 por ciento ocurre durante el manejo y almacenaje.

Un 17 por ciento acontece en el proceso de distribución y colocación de alimentos en el mercado, y 28 por ciento se pierde durante el consumo final.

Esta tecnología única y de alto valor permite a los clientes tomar decisiones importantes basadas en datos y métricas en tiempo real.

Desde productos agrícolas hasta farmacéuticos, carne, aves congeladas y pescado, todos estos segmentos de productos perecederos se benefician de los datos digitales y los informes sobre los envíos refrigerados.


El monitoreo durante todo el viaje del contenedor refrigerado permite evaluar la condición de la carga con temperaturas controladas.

Por ejemplo, Fyffes, uno de los mayores importadores y distribuidores de productos tropicales, ha usado los datos de visibilidad de Captain Peter para identificar problemas de calidad del producto y, así, mejorar sus resultados de carga y transporte.

De diez contenedores refrigerados cargados con plátanos costarricenses que se dirigían al puerto de Filadelfia, en Estados Unidos, Fyffes revisó los informes de datos.

Como consecuencia de ello, descubrió que la temperatura en uno de los contenedores frigoríficos estaba ligeramente elevada, lo que provocaría que el producto madurara más rápido que el del resto de los contenedores.

Con esta información, el equipo de control de calidad de Fyffes tomó medidas y pudo aconsejar a su cliente final que vendiera primero ese cargamento específico.

Esta serie de datos permitieron a Fyffes trabajar de manera más cercana y eficiente con su cliente para aumentar la satisfacción y construir una relación comercial más sólida.

En Estados Unidos, algunas frutas requieren tratamientos únicos antes de la aprobación de la importación por parte del USDA (Departamento de Agricultura de EU), como el tratamiento en frío.

En estas circunstancias, los registros de temperatura de los contenedores refrigerados se verifican antes de despachar los contenedores en la entrada del puerto.

En Sealand-Maersk, el RCM acelera este proceso, ya que permite monitorear y compartir datos de temperatura digitalmente con el USDA antes de que el buque llegue al puerto, lo que acelera la aprobación de la carga de tratamiento en frío. Además, se evitan retrasos y comprobaciones manuales.

La conectividad digital y los datos de visibilidad en tiempo real permiten que los remitentes obtengan datos críticos para evaluar la calidad del producto.

Asimismo, que los informes digitales optimicen el rendimiento de la cadena refrigerada, y que los datos de visibilidad sean un factor fundamental para los envíos globales de contenedores refrigerados en la actualidad.

Sin duda, la sostenibilidad ha ganado fuerza en todas las industrias y ahora es una prioridad principal para las empresas.

En la industria de los bienes de consumo rápido la transición ha sido acelerada, con un número cada vez mayor de marcas y compañías, como Sealand - Maersk, que toman medidas sostenibles y que apuntan a reducir o eliminar el desperdicio de alimentos en la cadena de suministro.

(Infoqroo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario