martes, 13 de diciembre de 2022

El INAH niega la destrucción de tesoros arqueológicos por el Tren Maya

Cancún.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) expresó su desacuerdo con la publicación “Destruyendo tesoros mayas, para construir un tren turístico”, publicado hace cuatro días por The Washington Post (TWP) y firmada por Kevin Sieff y Whitney Leaming.

De acuerdo con la dependencia oficial, hay transparencia en las obras del Tren Maya, y con frecuencia Diego Prieto Hernández, director general del INAH, en las “mañaneras” informa de los avances en los trabajos de salvamento arqueológico y mejoramiento de zonas arqueológicas.

Además, el INAH atiende siempre las solicitudes de información o de entrevista de medios nacionales e internacionales.

En junio pasado a petición de Kevin Sieff, el INAH dio las facilidades para que TWP atestiguara la labor de campo que realizan los especialistas del INAH en este proyecto. Estuvieron en los frentes de excavación, detalló cada uno de los procesos de investigación; se les mostraron hallazgos de relevancia; se les compartió información amplia y precisa; y se les concedieron varias entrevistas.

 El INAH señala que el artículo de Sieff carece de ética y veracidad al incluir datos erróneos, imprecisos o mal interpretados, por utilizar términos equivocados y falsear declaraciones.

También se enfatiza que la clasificación de las áreas de intervención no responde a una “orden” dictada por alguien, como asegura Sieff, pues se basa en una metodología innovadora.

En la clasificación utilizada, la categoría uno corresponde a áreas donde no hay vestigios en superficie, por lo que las obras pueden continuar y solo aplica el acompañamiento arqueológico para registrar y recuperar los bienes muebles que aparezcan de forma incidental.

La dos refiere a vestigios que, por sus características, pueden ser registrados y recuperados de inmediato, antes de dar paso a la obra. La tres es a bienes inmuebles que, además de ser investigados, serán preservados in situ, y coexistan con la obra de infraestructura.

 Finalmente, la categoría cuatro es aplicable a monumentos de valor arqueológico excepcional, los cuales obligan a modificar el trazo de la línea, Las imágenes mostradas por TWP corresponden a monumentos en área tipo 4, en los cuales el INAH, Fonatur, la Sedena y los constructores realizaron modificaciones para garantizar su preservación y puesta en valor.

Es falsa la aseveración de que las pérdidas incluyen casas y templos mayas milenarios, y por el contrario, se ha recuperado información y obtenido relevantes hallazgos, resguardados, y actualmente son estudiados y restaurados por especialistas. Igual quedó registrados con tecnología de punta, vestigios para estudio en las próximas décadas.

A la fecha, el INAH ha registrado casi 35 mil monumentos en el área de influencia del Tren Maya, de los cuales ha intervenido, registrado y recuperado información de más de 4,500, los cuales corresponden a aquellos que se encuentran dentro del derecho de vía; el resto, han sido registrados más no intervenidos, dado que están fuera del mismo.

(Infoqroo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario