domingo, 28 de noviembre de 2010

Laura Fernández ¿Héroe o Villana?


El Congreso apuntala la campaña de la diputada priísta Laura Fernández, que quiere ser alcaldesa en 2013, y la acompaña para echar abajo el aumento de predial en Cancún. El PRD mira desde la tribuna, y los ciudadanos no confían en nadie. En el medio, el municipio, que va derecho al desastre financiero.  ¿Quién  tiene razón?

Por: Hugo Martoccia

Esta nota podría ser escrita de dos formas.

Una de esas formas invocaría la protección que los diputados han hecho de las finanzas de los ciudadanos de Benito Juárez: lograron frenar un aumento del impuesto predial para 2011, que los cancunenses deberíamos agradecer.

La otra forma de escribir esta nota sería hablar de la campaña electoral en la que el PRI se ha enfrascado para la elección de 2013 en Cancún, a donde pretenden imponer como candidata a la diputada Laura Fernández.

Con el apoyo del Congreso, y la apatía en la que está sumida la oposición, la diputada logró echar abajo el aumento del predial, el cual, más allá del éxtasis demagógico, tiene un costo económico mensurable: al menos 220 millones de pesos se dejarán de recaudar durante 2011 en Benito Juárez, con todo el impacto que eso significa en obras y servicios públicos.

Las dos formas de presentar esta información, entonces, nacen de un hecho (el freno al aumento del predial y del impuesto sobre la adquisición de inmuebles, ISAI) y genera dos versiones:

1.- El Congreso, responsablemente, desechó los cambios en los valores catastrales decididos por el Cabildo (que implicaban aumentos de predial a ISAI) y le da un respiro a la sociedad, aquejada por la crisis económica.

2.- El PRI se metió de lleno a la campaña para llevar a Laura Fernández a la presidencia del partido en Cancún, y, de allí, a la candidatura a la presidencia municipal en julio de 2013.

Ambas versiones coinciden también en los números. El año que viene el Ayuntamiento dejará de percibir alrededor de 220 millones de pesos, que cualquiera sea la versión que uno crea, es demasiado dinero para esta ciudad en perpetua amenaza de quiebra.     

Versión Héroe

“El Congreso del Estado rechazó de plano y por unanimidad los fuertes incrementos en el cobro del impuesto predial que pretendía realizar el Ayuntamiento de Benito Juárez durante el 2011, luego de que los diputados consideraron el hecho como negativo tanto para la comuna, que vería mermada su captación de impuestos por la apatía ciudadana que ello generaría, como para los cancunenses, que registrarían un grave quebranto en su economía”.


El párrafo de arriba fue el que presentó el Congreso luego de la decisión tomada el pasado jueves, que en los hechos fue no aceptar la modificación de la Tabla de Valores Unitarios de Suelo y Construcciones propuesta por el Cabildo, que sirve de base para el cobro del predial y el ISAI.

Según los diputados, la propuesta del Cabildo “presentaba una serie de inconsistencias, desproporcionalidades, incrementos y hasta decrementos no justificados”.
Los aumentos generales eran del orden de entre el 18 y el 30 por ciento, pero había aumentos de hasta el 300 por ciento, según la versión de los legisladores.

En el análisis de su decisión, los diputados se apoyaron en las posturas de diversas cámaras empresariales, que previamente se habían quejado ante el alcalde de Cancún Jaime Hernández, por el enorme impacto en la economía que tendría ese aumento.

Ahora sólo habrá un aumento del 10 por ciento para grandes contribuyentes. Aplausos. 
 
Versión Villana

Lo que sucedió en el Congreso el jueves 25 de noviembre no fue más que un circo para apuntalar la candidatura de Laura Fernández.

La diputada quiere ser presidenta del comité directivo municipal del PRI, y desde allí construir su candidatura para 2013. Con la decisión que tomó el Congreso (que ella armó desde la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta del Congreso, y logró el apoyo de todos sus compañeros) lo único que se hizo fue darle un certero golpe a la futura administración del alcalde electo Julián Ricalde.

El objetivo político final de todo esto va por dos caminos: subir la figura de la diputada, y recortar la capacidad de acción del próximo gobierno.

Este último dato es básico para entender todo el contexto. La decisión que toman los diputados apunta directamente contra la capacidad de recaudación propia del municipio, que es su última tabla de salvación.

El ISAI y el predial conforman el 25 por ciento de los ingresos anuales del Municipio. Un tercio de ese dinero no se va a recaudar. Ese es el tamaño del daño realizado. Abucheos.

Números

Para entender este último dato hay que ir a los números fríos, que no saben mentir.

En la ley de Ingresos de 2011, el municipio propone una recaudación de predial de 383 millones de pesos, y otros 233 millones de ISAI. En total son 616 millones, en números redondos.

Al revocar el Congreso el cambio de tablas catastrales, y decidir que se utilicen las de 2007, el Ayuntamiento debe rehacer sus cálculos para el año que viene, olvidarse de los números de la ley de Ingresos recientemente aprobada, y hacer nuevos números con respecto a lo que recibe en 2010.

El tesorero Jaime Zetina dijo el pasado miércoles que la recaudación de predial en este año será de 215 millones de pesos. Si a ello se le suma el 10 por ciento de aumento a grandes contribuyentes (que aportaron alrededor de 170 millones) o sea 17 millones de pesos, da un total de 232 millones.

El caso del ISAI es más dramático. Con aumento y todo (en este caso sí se aplicaron tablas catastrales nuevas durante 2010, que ahora serán revocadas) la recaudación no alcanzará a los 150 millones este año, y unos 162 millones en 2011, si algún milagro económico sucediera.

El municipio va a recaudar por esos conceptos, entonces, 380 millones en 2011.

O sea, casi 220 millones de pesos menos que los 616 millones esperados.

Llegado a este punto del relato, todas las versiones coinciden en una sola: el 2011 será un año demasiado difícil para este sufrido municipio. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario