jueves, 4 de octubre de 2012

Irrumpe esposa de Quintanar en Sala de Regidores; acusa a secretaria de “meterse” con su marido; empleada se desmaya del susto; Concejal mandilón ni las manitas metió


Cancún.- El regidor perredista del Ayuntamiento de Benito Juárez, Rafael Quintanar, se convirtió en espectador este medio día cuando su esposa, Blanca Ramos Hernández, ésta a su vez, hermana del dirigente del PRD en Quintana Roo, Emiliano de los mismos apellidos, arremetió contra la secretaria del concejal, Laura Castro, al acusarla de “meterse” con su marido, a lo que el aludido ni las manitas metió, convirtiéndose la sala de Regidores, lugar del incidente, en un circo melodramático que produjo el desmayo de la aterrada secretaria.

Los hechos ocurrieron al filo del medio día de este jueves, cuando Blanca Ramos, quien es reincidente en este tipo de episodios, se apersonó en la Sala de Regidores del Palacio Municipal, un área en la que se ubican los cubículos de los concejales.

La mujer, fuera de sus cabales, arremetió a gritos e insultos en contra de la secretaria del regidor, a quien le reclamó amoríos con éste, mientras Quintanar, ante la artera irrupción de su esposa, se arrugó, agachó la cabeza, se calló y se hizo a un lado.


Ya a resguardo y a una sana distancia de la acción, el regidor contempló la escena, que llegó a su clímax cuando ya descontrolada, la hermana del dirigente del PRD vociferó sobre la afligida secretaria, quien terminó desmayándose del susto.

En medio del caos, las secretarias de los otros regidores trataron de auxiliar a su compañera, en tanto la esposa del regidor se retiró del lugar tras desahogar su furia en contra de la secretaria.

Hubo que llamar a la Cruz Roja para auxiliar a la secretaria, así como personal de Recursos Humanos y del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Benito Juárez, que ya están considerando cambiar de área a la empleada, para resguardar su integridad.

Estos hechos trascendieron a medios informativos debido a que el cuerpo de secretarias, las 18 que laboran en ese lugar, buscaron a reporteros para hacer público este suceso, ya que ahora temen por su seguridad, más ante la inmovilidad del presidente municipal, Julián Ricalde Magaña, protector y socio de la familia Ramos.


A la vez, las secretarias hicieron un llamado al regidor, Rafael Quintanar, para que controle a su esposa, o en su caso, se abstenga de asistir al Palacio Municipal.

Las secretarias también se oponen a que su compañera sea removida de su área de trabajo, pues consideran que ella no ha hecho nada irregular y que en todo caso, el problema es la esposa del regidor y no la secretaria agredida.

Esta no es la primera vez que Blanca Ramos Hernández se mete con las secretarias de su marido. Los problemas vienen desde la administración de Magaly Achach, cuando Rafael Quintanar era también regidor, según lo que las propias secretarias dijeron.

En tanto, el tema del escándalo de los Quintanar-Ramos ocupó la atención de los trabajadores del Ayuntamiento de Benito Juárez durante el resto de la jornada laboral de este jueves.

Luego de la disputa entre la esposa del regidor perredista, Rafael Quintanar, y una secretaria del Ayuntamiento, las mujeres de la oficina colocaron avisos para evitar malos entendidos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario