lunes, 27 de abril de 2020

Burócratas de OPB están esperando que Otoniel les suelte las compensaciones


Chetumal.- Cientos de trabajadores del Ayuntamiento de Othón P. Blanco están a la espera de que el presidente municipal, Otoniel Segovia Martínez, se digne a liberar el pago de compensaciones que reciben como ayuda económica por sus bajos salarios y que se han ganado a lo largo de los años de servicio.
Mientras que en el caso de los directores, regidores y demás funcionarios de alto nivel, ya se hizo este jugoso pago, a pesar de ser quienes menos trabajan y menos lo necesitan al contar con elevados sueldos y compensaciones de entre 20 y 50 mil pesos.

A diferencia de las pasadas administraciones, el gobierno de Otoniel Segovia ha sido el único que ha privilegiado que primero se les pago a los funcionarios y de último a los empleados municipales.

Este pago debió realizarse desde el pasado 15 de marzo pero hasta la fecha no ha sido liberado y los trabajadores municipales han externado su preocupación de que de nueva cuenta el flamante presidente municipal, su tesorero y otros funcionarios, desaparezcan de nueva cuenta el dinero de un mes de compensación.

No ha sido la primera vez que la actual administración se atarse y arrastra un mes este pago y al término del año simplemente no lo libera.

Son cientos de empleados que se han visto afectados económicamente por el mal manejo de las finanzas municipales, sobre todo en esta contingencia causada por el coronavirus, sin embargo al ser la mayoría trabajadores por contrato o de confianza, no se atreven a  denunciar estos abusos, ya que lo único que ganarían es ser despedidos o perder por completo su compensación ganada desde hace muchos años.

Otoniel Segovia no se ha cansado de declarar que recibieron una administración sin recursos económicos y prácticamente en quiebra, sin embargo mantiene elevadas compensaciones para sus funcionarios y se le ha visto derrochando recursos en renta de suburban y otros vehículos de lujo, además de  viajes y comidas con cargo al erario público.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario