“Espectacular”
Cancún, México, 7 de Septiembre 2021.- Un ferry navega en dirección a Isla Mujeres bajo un espectacular cielo nuboso mientras turistas disfrutan del mar en Playa Caracol de la Zona Hotelera de Cancún. Las playas están libres de sargazo y la industria sin chimeneas se prepara la temporada vacacional Decembrina que prevé una gran afluencia de turistas.

Foto: Esmaragdo Camaz

miércoles, 20 de enero de 2021

Hoteleros preocupados ante eventual regreso al color Naranja en Quintana Roo, sería una quiebra advierten

Chetumal.- La alta posibilidad de regresar a color Naranja en el Semáforo Epidemiológico Estatal ante el aumento de casos de Covid-19 en Quintana Roo, preocupa a los empresarios del sector hotelero de la zona sur, quienes anticipan que de darse esta situación los llevaría a la quiebra económica, afirmó  Bertha Medina Núñez de Cáceres, presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles en el Centro y Sur del Estado.

Las cifras del comportamiento de la Pandemia expuestas la noche de ayer martes por el gobernador Carlos Joaquín, ha puesto en alerta a los empresarios del sector hotelero de la zona sur de Quintana Roo ante la posibilidad de que se vean obligados a suspender actividades de nueva cuenta sus negocios y esto genere la pérdida de empleos y el cierre de centros de hospedaje de manera definitiva.

Señaló que esto sería el “jaque mate” para la industria sin chimeneas de esta región, que desde el inicio de la Contingencia Sanitaria no ha encontrado su mejor temporada.

Explicó que otro factor negativo, es el cierre de la frontera de Belice, que impide la llegada de visitantes del vecino país, que en fines de semana daban importante respiro a la actividad hotelera de la capital del Estado.

“La mayoría de los empresarios del ramo se encuentran endeudados  y ante la baja ocupación y la dificultad de seguir manteniendo los gastos de operación, existe el riesgo de cierre de un estimado del 80 por ciento de los centros de hospedaje aproximadamente”.

Además de no contar con liquidez para cubrir el pago de impuestos y obligaciones estatales y municipales de cada inicio de año, que les complica aún más su situación.

Refirió que el sector hotelero de la zona sur pierde en promedio 300 mil pesos mensuales, ante las bajas cifras de ocupación por la ausencia de turismo, por lo que consideran llegará el momento en que ya no puedan seguir absorbiendo la abultada carga de gastos, y tengan que cerrar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario