La Ola Marrón
Grandes cantidades de sargazo en Playa Gaviota Azul de Cancún. La marcoalga permanece en kilómetros de costas de Quintana Roo, principalmente en el norte, donde se ubican dos destinos turísticos de clase mundial. Este jueves autoridades estatales y la Marina se reúnen para analizar la situación ante los resultados insuficientes para contener el arribo masivo de sargazo.

Foto: Esmaragdo Camaz

miércoles, 19 de mayo de 2021

López Obrador eleva el tono con EE UU por apoyar a organizaciones civiles: “Se están tardando”


Nacional.- Andrés Manuel López Obrador ha elevado este miércoles el tono con Estados Unidos al instar a Washington a suspender el supuesto apoyo económico a organizaciones de la sociedad civil que el presidente tilda de “opositoras”. Su Gobierno envió a principios de mes una nota diplomática en la que acusa a la embajada estadounidense de financiamiento a ONG como Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, uno de los blancos habituales de Morena, a través de la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés). El reclamo del mandatario supone un señalamiento más serio a las autoridades del país vecino y se produce justo en medio de una escalada de la tensión por unas fricciones comerciales y el incumplimiento por parte de México del tratado con Estados Unidos y Canadá, el T-MEC. “Se están tardando”, ha enfatizado.

“Es una clara muestra de injerencismo, de intervención del Gobierno de EE UU en asuntos que solo competen a los mexicanos. Por eso fue la nota diplomática. Está probado, fueron 2,5 millones de dólares que se tienen de facturas, 34 facturas. No solo van a este grupo, van a otros grupos que también han hecho política en contra de nosotros. Esto es violatorio de la Constitución, no se puede recibir dinero de extranjero para hacer labores políticas en México. Se supone que estas agencias estadounidenses apoyan a integrantes de la llamada sociedad civil. Pero lo cierto que esta es una simulación, es un disfraz”, ha cargado López Obrador durante su conferencia de prensa matutina en referencia a USAID, que formalmente es un organismo independiente, pero está vinculado al Departamento de Estado.

El mandatario ha vuelto a enseñar facturas y ha atacado a Mexicanos contra la Corrupción, una organización que fue muy crítica también con los Gobiernos de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón. Pero López Obrador emprendió una batalla en su contra, al igual que con Artículo 19, dedicada a la defensa de la libertad de prensa. El presidente lleva meses empleándose en la descalificación personal de sus integrantes y colaboradores. Y la semana pasada llegó a enseñar las fotografías de miembros de su consejo consultivo, lo que fue calificado de “acto intimidatorio” por los afectados, entre ellos, el exministro de la Corte José Ramón Cossío, el escritor y periodista Héctor Aguilar Camín, la politóloga Edna Jaime o el economista Enrique Cárdenas.

Estas organizaciones desempeñan un trabajo de fiscalización de la gestión pública y el jefe del Ejecutivo no está dispuesto a aceptarlo. López Obrador trata de presentarlas como plataformas políticas opositoras y, si sus acusaciones no son nuevas, sí lo es la intensidad de su interpelación a Washington. “Es como si la embajada de México en Estados Unidos les entregara dinero a opositores al Gobierno”, ha dicho. El presidente ha asegurado que existe “el compromiso del Gobierno de Estados Unidos de hacer una revisión”. “Yo creo que se están tardando, lo digo de manera respetuosa”, ha continuado.

En su opinión “ya no deberían estar entregando dinero”. “Nada más que pedir que el INE investigue es pecar de ingenuidad. Todos ellos están en la campaña en contra de nosotros [...]. Ojalá a partir de esta semana cancelen ya estos apoyos, porque siguen haciendo campaña”, ha insistido el mandatario. Este discurso, que tiene que ver con su constante defensa de la idea de soberanía nacional, se ha escuchado en múltiples ocasiones en América Latina, al igual que las acusaciones a USAID. Ocurre constantemente en Venezuela, donde el Gobierno de Nicolás Maduro ha utilizado como argumento la financiación de Estados Unidos para asfixiar a las organizaciones civiles y humanitarias, venezolanas y extranjeras. Y también la extrema derecha colombiana, la corriente vinculada al expresidente Álvaro Uribe, ha cargado contra las ONG internacionales por su trabajo de documentación de la violencia y de los abusos de las Fuerzas Armadas.

Fuente: El País 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario