jueves, 16 de diciembre de 2021

López Obrador afirma que la detención de los hijos de El Chapo le corresponde a las autoridades mexicanas

Nacional.-  Después de que el Gobierno de Estados Unidos ofreciera 20 millones de dólares por la captura de cuatro hijos de Joaquín El Chapo Guzmán —cinco millones por cada uno de ellos—, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha asegurado que la detención de los hijos del narcotraficante es una prioridad para su Gobierno y si están en el país deben ser las autoridades mexicanas quienes efectúen las aprehensiones.

“Si están en territorio nacional, a quien corresponde detenerlos es a nuestra autoridad, no se permite que ninguna fuerza extranjera actúe en esta materia ni en ninguna otra, nosotros somos lo que tenemos que hacer nuestro trabajo de acuerdo con las investigaciones que se llevan en México”, ha declarado en su conferencia matutina en Palacio Nacional.


El mandatario recordó que, contrario a lo que sucedía en los sexenios pasados en los que había contubernios entre autoridades y grupos del crimen organizado —como el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna—, en su Administración no se permite esto. “No hay impunidad para nadie y no es como era antes”, afirmó.


Las declaraciones del jefe del Ejecutivo mexicano sobre los hijos de El Chapo contrastan con el caos y la incertidumbre que se apoderaron de Sinaloa tras la detención y posterior liberación de Ovidio Guzmán, el 17 de octubre de 2019. Tras la confusión de los primeros días, el mandatario informó de que la decisión de liberar al narcotraficante había sido suya y lo hizo para frenar los ataques del crimen organizado contra más ciudadanos y miembros de la Guardia Nacional. La sanguinaria jornada dejó un saldo de ocho muertos, 16 heridos y un escenario de confusión y temor entre la población.


El mandatario mexicano recordó este miércoles el llamado Culiacanazo y reconoció que fue un operativo que no se ejecutó bien, con muy poco personal y que generó una reacción muy agresiva por parte de los narcotraficantes. “En ese entonces se hizo un cálculo de que serían más de 200 muertos. Por eso fue que yo tomé la decisión de detener el operativo”, reconoció.


El Ejecutivo añadió de que existe una preocupación por parte de Estados Unidos debido al tráfico de drogas sintéticas, principalmente del fentanilo, el cual se ha cobrado más de 100.000 muertes entre mayo de 2020 y abril de 2021, de acuerdo con información publicada en noviembre pasado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.


El Gobierno de Biden ha redoblado sus fuerzas en la lucha contra los cárteles mexicanos. Este miércoles el Departamento de Estado publicó una recompensa de hasta cinco millones de dólares por información relevante que lleve a la detención de cuatro hijos de El Chapo Guzmán, sanguinario fundador del cartel de Sinaloa, sentenciado en 2019 a cadena perpetua tras su extradición a Estados Unidos. Biden firmó además una orden ejecutiva que actualiza las sanciones contra los herederos de El Chapo y otros cabecillas de esa organización criminal, además del Cartel Jalisco Nueva Generación, el Cartel del Golfo, los Beltrán Leyva, los Zetas y los grupos que controlan el tráfico ilegal en el norte de México.


En el blanco del Gobierno de EE UU se encuentran Ovidio Guzmán López; Iván Archivaldo Guzmán Salazar, alias Chapito, Jesús Alfredo Guzmán Salazar; y Joaquín Guzmán López. “Los cuatro son miembros de alto rango del cartel de Sinaloa y cada uno está vinculado a una acusación federal por su participación en el tráfico ilícito de drogas”, informó en un comunicado el Departamento del Estado. Tres de ellos han sido incluidos también en la nueva lista del Departamento del Tesoro para evitar que sorteen las sanciones ya impuestas a largo de la última década. Las millonarias recompensas se suman al ofrecimiento que hizo en noviembre pasado la Administración estadounidense de entregar cinco millones de dólares a cambio de información que pueda conducir al arresto de Aureliano Guzmán, hermano de El Chapo.


Mientras sus hijos siguen en libertad en paradero desconocido, El Chapo Guzmán cumple cadena perpetua en una cárcel de máxima seguridad del Estado de Colorado desde 2019. Un juez de Nueva York lo condenó a pasar el resto de sus días en prisión por los delitos de narcotráfico, violencia con armas y blanqueo de dinero. Además, su esposa Emma Coronel fue condenada en noviembre pasado por una corte estadounidense a tres años de cárcel por los delitos de tráfico de drogas y lavado de dinero.


Fuente: El País 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario