martes, 2 de agosto de 2022

La “maldición” de la candidatura perdedora a la gubernatura de Quintana Roo

Cancún.- La investigación abierta confirmada por el presidente Andrés Manuel López Obrador por malos manejos en contra de Laura Fernández Piña, candidata a la gubernatura de Quintana Roo en el pasado proceso electoral, le da continuidad a una “maldición” que cayó sobre los tres anteriores aspirantes perdedores a gobernar la entidad y que enfrentaron problemas legales que incluso los llevaron a pisar la cárcel.

Con varios ex alcaldes, gobernadores, que han purgado condenas en penales de este estado, México y hasta el extranjero, producto de ilícitos y de, indiscutiblemente venganzas políticas, esta lista se extiende también a quienes contendieron y desafiaron a quienes, luego de una contienda electoral, llegaron a la Gubernatura del Estado.

Así, los candidatos perdedores con mayor oposición a quienes llegaron al ejecutivo estatal, todos, absolutamente todos, han, como se dice coloquialmente, “comido bote”, desde inicios del presente siglo, como sucedió tras la campaña que llevó al Gobierno de Quintana Roo a Félix González Canto en 2005.

Ahora, un nuevo eventual caso se cierne en la convulsa vida política quintanarroense y que ya fue, incluso, “ventilado” pública y políticamente, como nunca había sucedido.

Esto, luego de que el Presidente, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer ayer, en su “mañanera” que la Fiscalía General de la República (FGR) indaga ya presuntos malos manejos de la ex candidata a la Gubernatura y segunda en la pasada campaña electoral, Laura Lynn Fernández Piña, en el Ayuntamiento de Puerto Morelos.

De hecho, la actual administración de Puerto Morelos, interpuso ya una denuncia formal contra la gestión que lo antecedió, por esos motivos, la cual alcanzaría a Fernández Piña, como su máxima responsable y a su esposo.

Desde el proceso 2004, cuando los quintanarroenses eligieron a Félix González Canto, hasta la reciente, en el 2022, que le permite a Mara Lezama Espinoza estar a punto de ser la primera gobernadora de la entidad, los políticos a los que enfrentaron, fueron encarcelados.

En el 2004, en un competido proceso que terminó en tribunales, Félix González Canto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), superó al expresidente municipal de Benito Juárez, Juan Ignacio García Zalvidea “El Chacho”, que fue abanderado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).


Un año después, en noviembre del 2005, fue arrestado en Cancún, García Zalvidea, por presunto peculado, lo acusaron de desviar $97 millones, en un expediente que llegó a ser de 11 casos por supuestos malos manejos en su gestión.

En el siguiente proceso, el candidato ganador fue el priista Roberto Borge Angulo, quien en la jornada del 4 de julio del 2010, superó sin mayor problema a Gerardo Mora Vallejo, que sustituyó a Gregorio Sánchez Martínez, ex alcalde de Cancún, postulado por los partidos de la Revolución Democrática (PRD) del Trabajo (PT) y Convergencia, así como a la panista Alicia Ricalde Magaña que prácticamente no hizo campaña.


El futuro de esa elección se definió el 25 de mayo, cuando fue detenido el ex alcalde de Cancún, Gregorio Sánchez, acusado de vínculos con el crimen organizado, que lo llevaron a prisión y en ese momento lo privaron de sus derechos políticos.

La coalición que lo postulaba, “Todos por Quintana Roo”, se vio obligada a remplazarlo tres semanas antes de la elección por su coordinador de campaña y ex colaborador en el ayuntamiento, Gerardo Mora Vallejo.

Borge Angulo, fue el séptimo gobernador constitucional de Quintana Roo para el periodo de 2011 a 2016.

El 31 de mayo de 2017 un juez del Estado de México le giró una orden de aprehensión, el 4 de junio de 2017 fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Tocumén, en Panamá y desde el 4 de enero de 2018 fue extraditado a México donde permanece detenido.

El sucesor de Borge Angulo y actual gobernador es Carlos Joaquín González, llegó al cargo como miembro del PRD tras abandonar las filas del PRI, que en ese proceso tuvo como candidato a Mauricio Góngora Escalante, ex alcalde de Solidaridad.


Las elecciones estatales de Quintana Roo se llevaron a cabo el domingo 5 de junio de 2016 y en enero de 2018 la Fiscalía de Quintana Roo detuvo a Góngora Escalante en la Ciudad de México.

En ese momento, las autoridades dieron a conocer que su detención estaba ligada a su presunta responsabilidad en el quebranto del municipio de Solidaridad y por desempeño irregular de la función pública, por lo que se le iniciaron diferentes carpetas informativas.

Posterior a su captura, fue trasladado de inmediato a la ciudad de Chetumal, luego se le permitió regresar a su residencia en Playa del Carmen, donde permaneció varios meses en prisión domiciliaria.

A los tres, “Chacho” García Zalvidea, “Greg” Sánchez y Mauricio Góngora se les vio muy activos antes y durante el proceso electoral reciente que Mara Lezama Espinoza le ganó a Fernández Piña, la primera alcaldesa del municipio de Puerto Morelos y actual diputada federal por el PRD.


(Infoqroo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario