jueves, 13 de octubre de 2022

Por la edad y enfermedades como la diabetes, aumentan casos de ceguera en el mundo

Ciudad de México.- Las enfermedades como la degeneración macular relacionada con la edad y la retinopatía diabética, son responsables de una gran proporción de ceguera y discapacidad visual en todo el mundo a pesar de ser prevenibles o tratables, informó Carla Pérez Montaño.

En un comunicado, la Presidente de la Asociación Mexicana de Retina, añadió: “El envejecimiento de la población ha jugado un papel importante en el aumento del número de individuos con estos padecimientos, los cuales se presentan en mayor medida en personas con más de 50 años.

“Esto no significa que la pérdida de la visión no pueda prevenirse o deba ser normalizada”, añadió.

En el marco del Día Mundial de la Visión, la doctora Pérez Montaño explicó la importancia del diagnóstico oportuno de la degeneración macular asociada a la edad, un padecimiento que afecta a 196 millones de personas y es la tercera causa de ceguera a nivel mundial con un 8.7 por ciento de la población afectada aun cuando existen diversas opciones de tratamiento.

“La degeneración macular asociada a la edad es una enfermedad ocular que afecta la retina, la cual contiene millones de células sensibles a la luz, llamadas bastones y conos, y  células nerviosas que reciben y organizan la información visual, lo que lo hace muy relevante.

“Y si se daña, causa que la visión central que nos permite apreciar los detalles finos, el color, las formas y características de los objetos se vuelva borrosa”, explicó la oftalmóloga.

“Aunque la edad es un factor de riesgo, existen otros, como el tabaquismo, la hipertensión y una dieta no balanceada que contribuyen a que una persona sea propensa a este padecimiento”, dijo.

La discapacidad visual, además, impacta la interacción social y la independencia de quienes la padecen.

Como comentó la doctora Ingrid Pita, oftalmóloga y secretaria de la Asociación Mexicana de Retina: “la visión debe ser reconocida como una parte fundamental de la salud del individuo.

“La pérdida de la visión tiene implicaciones para la salud física, cognitiva y mental; además de limitar las posibilidades laborales y de movilidad de quienes lo padecen”, agregó.

De acuerdo con los datos publicados por el World Report on Vision, los adultos con discapacidad visual presentan mayores índices de ansiedad y depresión que la población en general.

Esto es especialmente cierto para personas de edad avanzada donde los problemas de visión están relacionados con caídas más frecuentes, aislamiento social e incluso necesidad de tener cuidadores de tiempo completo.

La importancia de un diagnóstico oportuno a través de la evaluación anual por el oftalmólogo, así como el acceso a tratamientos, que cada vez son más innovadores y enfocados en los pacientes, fue el mensaje en el que más hicieron énfasis las especialistas, quienes llamaron a percibir la salud visual como una prioridad, especialmente quienes tienen algún factor de riesgo como tener más de 50 años, o diabetes.

“Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos dos mil 200 millones de personas tienen deficiencia visual o ceguera a nivel mundial, de las cuales, más de mil millones podrían haberse evitado de ser diagnosticados y tratados oportunamente.

“Son cifras como estas las que nos hacen darnos cuenta de la magnitud del problema de salud y de la necesidad de la importancia de contar cada vez con tratamientos más innovadores que mejoren la vida de los pacientes” expresó la especialista en retina.

(Infoqroo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario